Inicio Baloncesto Mundobasket: EEUU y Lituania se jugarán un sitio en la final

Mundobasket: EEUU y Lituania se jugarán un sitio en la final

0
0

Ayer martes comenzaban los partidos de cuartos de final del Mundial de baloncesto, y los dos encuentros disputados no han dejado ninguna sorpresa: las dos selecciones que en teoría partían con ventaja después de lo visto en la fase de grupos (Estados Unidos y Lituania) avanzan con paso firme hacia las semifinales y se verán las caras mañana.

Los cuartos arrancaban con un interesante Lituania-Turquía, un encuentro en el que los bálticos partían con ligera ventaja tras liderar el Grupo D. Sin embargo, con la competición tan avanzada este tipo de especulaciones no sirven de casi nada, y Turquía llegaba al partido demostrando que podía plantarse en semifinales pese a las dudas dejadas en algunas derrotas en el Grupo C y sobre todo  en el partido de octavos contra Australia, en el que ganaron con un triple sobre la bocina de Emir Preldzic.

Kerem Gönlüm lanza  canasta ante la opocisicón de Darjus Lavrinovic
Kerem Gönlüm lanza canasta ante la opocisicón de Darjus Lavrinovic.

El partido fue tal como se esperaba, y aunque los turcos plantaron cara y comenzaron ganando el primer cuarto, Lituania consiguió llegar al descanso por delante gracias a Pocius (jugando muchos minutos como teórico base a pesar de ser escolta) y al acierto desde la línea de tres de Darjus Lavrinovic, con tres triples en el segundo cuarto.

Al comienzo de la segunda parte Lituania pasó muchos apuros y vio como Turquía volvía a darle la vuelta al marcador, aunque por suerte para ellos apareció Renaldas Seibutis para dar un poco de aire y volver a ponerse por delante al final del tercer periodo. En los diez minutos finales Lituania dio el estirón definitivo y se puso con una ventaja en torno a los 10 puntos que le permitió afrontar con calma las últimas jugadas. Al final, Lituania 73-61 Turquía, con Seibutis como mejor jugador con 19 puntos y 3 asistencias.

Las gradas del Palau Sant Jordi contaron con mucha presencia de aficionados lituanos.
Las gradas del Palau Sant Jordi contaron con mucha presencia de aficionados lituanos.

El segundo partido del día en Barcelona fue el Eslovenia-Estados Unidos, un choque en el que se podía pensar que los americanos tendrían algún que otro problema y en el que por fin comenzarían a jugar contra rivales serios. Los propios jugadores de EE.UU. se habían mostrado cautos en la previa, alabando el juego de Eslovenia y el peligro que suponía enfrentarse a los eléctricos hermanos Dragic. Pues nada más lejos de la realidad: EE.UU. atropelló a Eslovenia con una segunda parte tremenda y ya se encuentra en semifinales (en mi opinión sin haber jugado un partido completo a buen nivel y jugando lo que se suele llamar “entrenamientos con público”).

Salió Eslovenia al Palau con la intención de plantear un duelo que explotase las cualidades de los Dragic, pero en la noche de ayer Goran, base de Phoenix Suns, no estuvo precisamente inspirado en el arranque. Además, los interiores eslovenos (Zupan y Slokar) estaban en clara inferioridad física ante Davis, Faried y Cousins, y la canasta eslovena pronto se convirtió en un festín de rebotes ofensivos para los estadounidenses. Los balcánicos tampoco cuidaban el balón, y todas las pérdidas eran aprovechadas por EE.UU. para machacar de forma espectacular. Con todo, Eslovenia supo aguantar y llegó al descanso solo 7 puntos por debajo (42-49) con buenos minutos de Zoran Dragic y Domen Lorbek.

El base esloveno Goran Dragic intenta superar a Derrick Rose.
El base esloveno Goran Dragic intenta superar a Derrick Rose.

La segunda parte fue radicalmente distinta a la primera (casi parecía un partido que se hubiera jugado otro día, y no apenas diez minutos después de marcharnos a vestuarios) y EE.UU. sacó todo lo que no había podido mostrar (o se había guardado) en los primeros minutos. Con los titulares en pista y centrados en aumentar la ventaja, Eslovenia fue un muñeco en manos de Irving, Davis y especialmente de Klay Thompson, que no paraba de acribillar el aro rival. En apenas 8 minutos ya estaban con 20 de ventaja, y en el último cuarto “Coach-K” pudo reservar jugadores y dar minutos a gente como DeRozan, Plumlee y Drummond, que no desaprovecharon la ocasión y siguieron castigando a Eslovenia.

Al término de los 40 minutos, Eslovenia 76-119 Estados Unidos (Klay Thompson 20 puntos). Un resultado difícil de creer si nos centramos en la primera parte, pero si hay alguien capaz de meterle 37 de diferencia a una de selecciones europeas más fuertes en tan sólo 20 minutos es sin duda el equipo americano. Lituania (y España si al final se cumple la esperada final) deberán cuidarse mucho de cerrar los rebotes y no conceder contraataques a EE.UU., pues si el partido se convierte en un cuerpo a cuerpo no hay nada que hacer ante un equipo tan físico como este.

Hoy se cierran los cuartos de final con un Serbia-Brasil y un España-Francia, todo selecciones del Grupo A de las que saldrá el otro partido de semifinales. Veremos si hay alguna sorpresa o si Brasil y nuestra selección cumplen con los pronósticos…

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Se buscan colaboradores

Con el afán de proseguir y volver a prender la llama de Desde la Grada, nos ponemos en con…