Inicio Baloncesto Mundobasket: Francia y Serbia completan las semifinales

Mundobasket: Francia y Serbia completan las semifinales

0
0

Terminaron los cuartos de final del Mundobasket, y lo hicieron con dos partidos disputados en el Palacio de los Deportes de Madrid. Dos choques que nos dejan sorpresas y decepciones a partes iguales: Brasil y España, dos de las selecciones de las que más se había hablado como aspirantes a medalla, han quedado apeadas por Serbia y Francia, que lucharán por una plaza en la gran final del domingo en un partido que promete mucho. Además de quedar fuera de la lucha por los puestos de honor, se da la curiosidad de que tanto España como Brasil habían ganado con comodidad los encuentros ante sus rivales la semana pasada en la fase de grupos. Francia y Serbia, por su parte, llegaban con dudas como tercer y cuarto equipo del Grupo A, pero han demostrado ser bloques más serios en los momentos decisivos.

El primer partido del día, Serbia-Brasil, nos dejó un partidazo de los serbios que a ritmo de un enorme Teodosic pasaron por encima de la selección carioca. Brasil planteó una buena primera parte mandando muchos balones a Varejao y a Splitter, y con un Raulzinho Neto que volvió a revitalizar al equipo desde el banquillo (y ganarle la partida a un espeso Marcelinho Huertas) puso en aprietos a Serbia. De hecho, un 9-0 de parcial antes del descanso que anulaba la ventaja inicial de los de Djordjevic hacía pensar que el partido podía tener un desenlace parecido al jugado en Granada hace siete días.

Milos Teodosic y Nenad Krstic celebran una canasta.
Milos Teodosic y Nenad Krstic celebran una canasta.

Sin embargo, Serbia mejoró mucho tras el descanso, y si bien en la primera parte Teodosic ya había destacado con 16 puntos, en el tercer cuarto fue todo el conjunto el que se puso a funcionar, guiados en todo momento por la estrella del CSKA. Los serbios subieron el nivel defensivo y olvidaron su mediocre primera fase (donde sólo habían ganado a los flojos Egipto e Irán) para no dejarse nada en busca de las semifinales. Brasil se suicidó con dos técnicas en la misma jugada cuando Serbia intentaba abrir distancia, y a falta de 13 minutos ya no había partido. Los europeos disfrutaron haciendo sangre y llegaron a poner 30 de diferencia en el marcador, para terminar con un 84-56 (y Teodosic con 23 puntos y 4 asistencias) que les convertía en el tercer equipo en alcanzar las semifinales.

Los jugadores brasileños se llevaron una gran decepción con la derrota.
Los jugadores brasileños se llevaron una gran decepción con la derrota.

La noche madrileña nos dejó el adiós de España a su Mundial perdiendo ante una Francia que fue más equipo, estuvo más ordenada y supo llevar el partido a su terreno. Desastre es la palabra que mejor define el partido de los de Orenga: desconcentrados en defensa (salvo en el tercer cuarto que fue cuando se tiró de épica para igualar el partido), con pocas ideas en ataque ante la buena defensa de Francia, con falta de intensidad para cerrar algunos rebotes sin oposición… En definitiva, se notó cuál de los dos seleccionadores dedicó los tres días y medio desde el choque de octavos (tanto Francia como España habían jugado su partido el sábado) a analizar a fondo al rival y realizar los ajustes necesarios respecto a la otra vez que se habían enfrentado.

Vincent Collet hizo de los suyos un equipo agresivo y centrado en no conceder ventajas a España a campo abierto, con el claro objetivo de jugar a pocos puntos (donde Francia siempre se ha sentido cómoda) y superar a los nuestros ayudándose del físico de sus jugadores. Todo eso sumado al gran partido de Boris Diaw (espectacular su inicio con 2 triples y 8 puntos en el primer cuarto) permitió a Francia creerse que la victoria era posible y que, por qué no, podía volver a eliminar a España por segundo torneo consecutivo.

Pau Gasol agradece a los aficionados el apoyo tras la derrota.
Pau Gasol agradece a los aficionados el apoyo tras la derrota.

Ante el buen planteamiento del rival, Orenga no dio muestras de intentar cambiar lo que se vio venir durante muchos minutos del partido, y siguió apostando por Sergio Rodríguez como suplente de Ricky Rubio por delante de Calderón, que como ha sido habitual quedaba relegado al puesto de escolta, donde para nada destaca y donde la selección ha desaprovechado a uno de sus estandartes en los últimos éxitos. También completaron el naufragio un buen número de acciones discutibles: Llull jugando de alero, no pedir tiempos muertos en los instantes necesarios, Felipe Reyes, Claver y Abrines sentados todo el partido en el banquillo…

La selección francesa celebrando con una "selfie" su clasificación a semifinales.
La selección francesa celebrando con una «selfie» su clasificación a semifinales.

Al final, el Palacio de los Deportes asistió a un funeral y vio como Francia eliminaba de nuevo a España, y esta vez en su propia casa. 65-52 (sí, no es un resultado de tercer cuarto sino de final de partido) para “les bleus”, resultado que probablemente cierra el capítulo más glorioso de la mejor generación del baloncesto español y esperamos que, si impera la cordura en los que mandan, suponga también el fin del triste paso de Orenga por el banquillo de España.

Serbia y Francia se unen así a Lituania y Estados Unidos (ya clasificadas desde ayer) como las cuatro selecciones que pelearán por alzarse reyes del baloncesto el próximo domingo. Ambos partidos parecen a priori muy interesantes, y el Serbia-Francia de la segunda jornada puede servirnos de adelanto de lo que nos espera estos días. La emoción vuelve hoy jueves con el Lituania-EE.UU. y hay ganas de ver si siguen las sorpresas…

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

El Cuatro Valles cuenta sus partidos por victorias

El conjunto de la Robla se enfrentaba contra el C.D BALOPAL en el municipio Roblano en un …