Inicio Baloncesto Ya conocemos los finalistas del Mundobasket

Ya conocemos los finalistas del Mundobasket

0
0

Con las semifinales ya terminadas y el Mundial de baloncesto en sus últimos días de competición, sólo dos selecciones quedan en pie para disputar la final del domingo por la noche: la favorita Estados Unidos (y más tras el batacazo de España) y Serbia superaron en sus respectivos partidos a Lituania y al verdugo español, Francia.

La noche del jueves se jugó la primera de las dos semifinales en Barcelona: un interesante EE.UU.-Lituania que se presentaba en teoría como un choque algo más serio para los americanos que todos los encuentros anteriores, en los que casi ninguna selección (sólo Turquía y Eslovenia durante algunos minutos) había tenido opciones de disputarles el partido.

El desenlace de esta primera pelea por meterse en la final tuvo parecido guión al camino estadounidense en este Mundial: una primera parte en la que el rival llegaba vivo al descanso y unos segundos veinte minutos en los que se desataba la tormenta perfecta y los de “Coach-K” terminaban por no pasar ningún apuro.

Anthony Davis volando para terminar con un mate espectacular.
Anthony Davis volando para terminar con un mate espectacular.

Una batalladora Lituania, muy centrada en jugar la mayoría de los minutos en estático y con mucho cuidado de no dejar a los estadounidenses campo libre para los contraataques y los “alley-oops” alcanzaba el descanso perdiendo solo por 8 (43-35) y con la figura destacada del joven Mindaugas Kuzminskas con 12 puntos (aprovechándose de su emparejamiento con Harden y castigando la pasividad defensiva de éste). La primera parte nos dejó como acción más curiosa un amago de pelea entre Valanciunas y DeMarcus Cousins en un lance más propio de un combate de boxeo que de un partido de baloncesto.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=-YH24qjcLBI]

Tras el descanso llegó el habitual estirón americano y aparecieron Irving y Thompson (ya destacado en los primeros minutos) para acabar con las esperanzas lituanas y afrontar sin miedo a la derrota el último cuarto. La distancia al final del tercer cuarto (25 de ventaja) lo dice todo. Tras un 4º cuarto con presencia del “banquillo profundo” de ambos equipos, Estados Unidos certificó el pase a su segunda final mundialista consecutiva al ganar 96-68.

Ya en el partido del viernes, Francia y Serbia decidirían en Madrid quién sería la pareja de baile de EE.UU. en la lucha por el oro. Al igual que el partido de la segunda jornada, el encuentro nos volvió a dejar uno de los mejores partidos de todo el Mundobasket. Los serbios se llevaron el premio y jugarán una final mundial 12 años después de su oro en Indianápolis en 2002, aun participando como Yugoslavia.

Collet sorpendió al colocar a Batum en defensa sobre Teodosic.
Collet sorpendió al colocar a Batum en defensa sobre Teodosic.

Serbia apostó, como viene siendo habitual, por el dúo de bases Teodosic y Markovic juntos como titulares, y el seleccionador francés Vincent Collet puso sobre los hombros de Nico Batum la dura tarea de defender al primero de ellos. Los serbios empezaron con buen pie y Sasha Djordjevic demostró que ha sido todo un acierto dosificar a Teodosic en la primera fase para tenerlo a tope en los partidos importantes. El del CSKA respondió a la perfección y terminó el primer cuarto con 8 puntos y 2 asistencias, dando todo un recital.

Las cosas pintaban bien para los balcánicos, y otros 5 puntos de Teodosic y 4 de Raduljica ponían el marcador con 15 de ventaja en los primeros compases del segundo cuarto. Francia no parecía el mismo equipo que había sido capaz de eliminar a España hacía dos días y pagaba muy caro sus errores en defensa. Además perdía claramente el duelo de puntos en la pintura (lo que dice mucho del malísimo planteamiento de Orenga en cuartos – recordamos que Francia estuvo por delante de España en ese aspecto) y parecía que o mucho cambiaban las cosas o los galos tendrían muy difícil levantar el 32-46 con el que se llegó al descanso.

Un tercer cuarto de intercambio de canastas y en el que Serbia logró mantener la ventaja (46-61) dio paso a lo que se convertiría en una exhibición de orgullo y pundonor por parte de Francia: un 5-0 de parcial en poco más de un minuto ya avisaba a los serbios de lo que estaba por venir…

El esfuerzo de Batum por conseguir la victoria no obtuvo recompensa y Francia se quedó a las puertas de la final.
El esfuerzo de Batum por conseguir la victoria no obtuvo recompensa y Francia se quedó a las puertas de la final.

Batum, al que se le echaba en cara no haber destacado especialmente en ninguno de los partidos jugados hasta ahora, quiso sacarse esa espina y comenzó a recortar distancias con un festival de triples. Diaw y Fournier (empezó el Mundial muy flojo pero ha terminado siendo muy importante en la rotación francesa) le ayudaron con más canastas desde el perímetro que llegaron a meter el miedo en el cuerpo a Serbia (5 de ventaja con 4 minutos y medio por jugarse). Los serbios lograron calmarse con un tiempo muerto y apareció de nuevo el ángel Teodosic, que se picó con Batum por ver quién metía más triples. La dirección de “Teo” y un par de buenas canastas de Bogdanovic parecían decantar definitivamente la balanza del lado serbio, pero Batum seguía con su particular exhibición y empeñado en darle a Francia un lugar entre los mejores. Al final, el polivalente jugador de los Blazers terminó con 35 puntos y 8 triples que fueron insuficientes para doblegar a Serbia, que alcanzaba la final al vencer por 85-90.

Los jugadores serbios, eufóricos al final del partido.
Los jugadores serbios, eufóricos al final del partido.

Así pues, la final nos deja un duelo entre la todopoderosa EE.UU. y Serbia, que tras ser cuarta en el grupo de España y pasar a octavos en la última plaza que daba acceso a las eliminatorias ha logrado desplegar un juego muy vistoso e imponerse con total merecimiento a selecciones de la talla de Grecia, Brasil o Francia. Queda por ver si los de Djordjevic dan por buena la plata y bajan los brazos ante los estadounidenses, o si por el contrario (y así esperamos que sea, pues no se entendería una Serbia sin ese carácter competitivo y esas ganas de superación) nos regalan una lucha de titanes en busca de la corona mundial.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Se buscan colaboradores

Con el afán de proseguir y volver a prender la llama de Desde la Grada, nos ponemos en con…