Inicio Baloncesto Análisis NBA: División Suroeste

Análisis NBA: División Suroeste

0
0

La división suroeste ha sido en la última década una de las más potentes en la NBA, llegando a conquistar el anillos dos de sus cinco equipos, y pujando por los Play-Offs prácticamente la totalidad de sus equipos.

Este año las previsiones de la prensa no alteran sus pronósticos y se prevé una afluencia máxima (y prácticamente por completo) de las escuadras que cupan esta división.

El juego en esta división, generalmente, se ha caracterizado por el rigor táctico, el buen juego defensivo y la jerarquía de jugadores veteranos venidos a más, lo cual añade unos pocos más alicientes este año. El tinte más ‘espectacular’ a este lado de Estados Unidos lo ponen los Houston Rockets, que sin lugar a dudas, jugarán un baloncesto más ofensivo comandado por ‘Superman’ Howard o James Harden.

Equipos:

Dallas Mavericks

El equipo de Rick Carlisle quiere empezar a dar un relevo generacional, sin olvidarse de jugadores que les han dado un anillo. Dirk Novitzki será un buen anfitrión para la que en un futuro -no muy lejano- se espera que sea la nueva estrella y jugador franquicia: Chandler Parsons.

Además de esto, el polémico propietario de la franquicia tejana, Mark Cuban ha sabido manejar el presupuesto de la franquicia, dejando irse a jugadores con una ficha importante en la temporada pasada (José Calderón, Samuel Dalembert o Shawn Marion) y realizando fichajes de gran valor para el quinteto inicial del equipo; Jameer Nelson y Tyson Chandler entre otros.

En definitiva, la plantilla de Dallas puede llegar a ser un referente ofensivo en la liga, pero sin embargo, mucho se debe de rodar para ser lo propio en defensa, en la que tan solo Chandler tiene fundamentos y aptitudes suficientes. Sin juegan armando su tiro y la velocidad en cuanto a movimiento de balón, los Mavs estarán en Play-Offs.

San Antonio Spurs

Hablar de los Spurs es hablar de experiencia. Es la palabra más adecuada que encaja a la perfección con el equipo de Gregg Popovich, dado que los refuerzos en este año han sido escasos (tan solo Kyle Anderson ha sonado un poco más alto).

La clave para seguir optando al anillo será idéntica a la de los años anteriores: mantener un juego firme, serio, buen movimiento de balón y en momentos puntuales tirar de juego interior con Tim Duncan y Tiago Splitter, por no mencionar del aporte de talento ofensivo de Kawhi Leonard, quien, sin lugar a dudas, está llamado a ser la referencia del cambio generacional en la plantilla más longeva de la NBA.
Está claro que Tim Duncan, Manu Ginobili y compañía no se quieren ir sin despedirse con otro anillo de campeón en la mano, y el año pasado ya demostraron que en la NBA el físico no tan importante.

Memphis Grizzlies

Al grito de “We don’t bluff” la franquicia de Tennessee afronta una temporada difícil, ya no solo por la longevidad de su plantilla y el letargo a la hora de intentar un traspaso que dé el salto de calidad esperado por parte de los de Joerger, sino por los pocos cambios en su plantilla. Si bien es cierto que la mentalidad de confeccionar una plantilla férrea y compacta con la premisa de ‘Cuanto más conozco a mi compañero, mejor juega el equipo’ es muy respetable, tener un jugador de anotación en los puestos de 2-3 en estos tiempos de la NBA es lo que de verdad prima.

Sin duda alguna, Memphis tiene uno de los mejores juegos interiores de la liga, y si a esa bomba en la pintura le sumas un rigor táctico fuera de lo común en el baloncesto americano y unos jugadores implicados que lo dan todo en el campo, podremos decir que Grizzlies es carne de Play-Off.

La nota negativa, ya mencionada antes, es que en detrimento de los de Robert Pera, las demás franquicias han atado los cabos sueltos, reforzándose muy bien este verano, habiéndolo hecho en el Draft o en el mercado de Agentes Libres. Otra nota negativa (para final de este verano) es que Marc Gasol será agente libre sin restricciones, y eso acabaría con la dupla mágica de los de Tennessee en cuestión, pero eso lo debe arreglar Pera, nosotros estaremos atentos a su política de renovaciones.

New Orleans Pelicans

La temporada pasada los Pelicans debutaban en la NBA con ese nombre, debut que posiblemente a los aficionados de New Orleans no les haya gustado nada. Un año más tarde la realidad se antoja distinta y sobretodo en el buen hacer de un jugador: Anthony Davis, quien ya lo ratificó en el Mundobasket 2014, con unos números dignos de admiración. La pasada temporada firmó en la liga regular un 20,8 pts/10 rebs/2,8 tps y el potencial de este jugador no tiene techo.

Junto su máxima estrella los Pelicans se han armado bien, juntando para su columna vertebral, además de Davis, a Holiday, Gordon Anderson y Omer Asik, quien presumiblemente reafirme una seguridad en la pintura que el año pasado no se veía por el Smoothie King Center.

Monty Williams deberá gestionar los minutos que jueguen los obreros, para dar descanso a su quinteto de gala, no obstante la temporada no va a ser fácil en el estado de Louisiana y aún se ven los Play Offs a largo plazo.

Houston Rockets

La gestión lo es todo. Kevin McHale sabe del potencial que atesoran los Rockets en la pintura con Dwight Howard y también sabe que el tiro exterior está bien cubierto, pero un equipo sin un jugador que aporte orden es un equipo sumido en el fracaso.

El año pasado Houston tuvo un problema -o varios- al no saber mover el balón cuando había que hacerlo, culpa de una evidente falta de táctica y dos jugadores que asumían un rol que no se debe asumir en ciertos momentos. James Harden es un jugador con un tiro espectacular y una facilidad anotadora de las más notables de la liga, pero no se puede comparar con un Lebron o un KD. Ese ha sido el fallo de la temporada pasada.

Este año se ha renovado algo, dejando ir a un Chandler Parsons que pedía demasiado salario para un jugador aun en alza, y sustituyéndolo por un jugador defensivo más experimentado: Trevor Ariza. Capaz de aportar ese rigor a las jugadas en estático, puede ser un buen refuerzo para los tejanos, pero el acople al equipo será clave. Patrick Beverley asumirá un rol difícil para él, ser la veleta del equipo no es fácil teniendo a James Harden ahí.

No obstante, muchas veces este potencial y esta calidad bastan para definir el resultado de un partido y esa será la verdadera clave de Houston para estar en los Play-Offs y realizar unas eliminatorias notables.

Favorito: Sin duda alguna San Antonio Spurs seguirá con la dinámica ganadora, si todo rueda según lo previsto, aunque la experiencia es un grado, pero los años no pasan en balde. Ver veremos.

Peor: Con vistas a un futuro más que esperanzador, podemos decir que la cenicienta de la división será New Orleans Pelicans. Una plantilla que tardará un tiempo en acoplarse del todo, pero que sin ninguna duda será una referencia de la división en un futuro no muy lejano.

Traspasos:
Traspasos MAV

Traspasos HOU

Traspasos MEM

TRaspasos SAS

Traspasos NOP

Compártenos
  • Tino Ugidos abandona Fundación

    Los rumores con los que el baloncesto leonés se acostaba, han amanecido en confirmación. T…
  • ¿QUÉ VER EL FIN DE SEMANA?

    FÚTBOL U.D. Almería – S.D. Ponferradina Competición: Liga Adelante Fecha: Domingo, 1…
  • ¿QUÉ VER EL FIN DE SEMANA?

    FÚTBOL S.D. Ponferradina – Mirandés Competición: Liga Adelante Fecha: Sábado, 07 de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Se buscan colaboradores

Con el afán de proseguir y volver a prender la llama de Desde la Grada, nos ponemos en con…