Inicio Baloncesto Análisis NBA: División Sudeste

Análisis NBA: División Sudeste

0
0

Cuando en el mes de julio LeBron James anunciaba su regreso a  Cleveland Cavaliers dejando tirados a los Miami Heat, un terremoto sacudió la mejor liga de baloncesto del mundo. El mercado de agentes libres, hasta aquel entonces bastante parado, comenzó a moverse y muchas fueron las franquicias que decidieron dar un golpe similar, y o bien  ataron a sus estrellas o si no se lanzaron en busca de ese jugador capaz de completar sus plantillas.

Ante todo este revuelo, uno de los en principio más perjudicados han sido, cómo no, los Miami Heat. Sin embargo, peor podían haber ido las cosas para la franquicia de Pat Riley y aun habiendo perdido a su buque insignia los de Florida siguen siendo fuertes en la División Sudeste, una de las más igualadas y competidas de cara a la lucha por los Playoffs, pues tres de los cinco equipos parecen apuesta segura para terminar entre los ocho mejores del Este, y habrá que ver si incluso no puede meterse un cuarto en la pelea.

Equipos:

Miami Heat

El “Año I después de LeBron” se presenta para los chicos de Eric Spoelstra como una temporada en la que deberán  demostrar si siguen siendo aspirantes a cosas grandes o si por el contrario les puede el desánimo y terminan fracasando. En una plantilla con numerosas caras nuevas, se mantienen las otras dos patas del antiguo  “Big Three”: el capitán y leyenda de la franquicia Dwyane Wade y el millonario Chris Bosh con su nuevo contratazo de 118 millones en 5 años.

Además, llegan Luol Deng desde Cleveland y Josh McRoberts desde Charlotte como refuerzos más destacados. El alero deberá intentar hacer olvidar en parte a LeBron aportando trabajo y capacidad defensiva, y el ala-pívot viene como complemento a Bosh en la pintura, en una clara apuesta de los Heat de volver a jugar con dos interiores puros y dejar su juego de cuatro pequeños que tanto le ha caracterizado en los últimos años.

Los fichajes deLuol Deng, Josh McRoberts, Danny Granger y la renovación de Chris Bosh han sido los movimientos más importates de los Heat.
Los fichajes de Luol Deng, Josh McRoberts, Danny Granger y la renovación de Chris Bosh han sido los movimientos más importates de los Heat.

Shabazz Napier aterriza en Miami Beach vía Draft: un base 2 veces campeón de la NCAA y que vino como favorito de LeBron James, quien dijo la noche del Draft que era el jugador más completo de la promoción 14/15. Se espera mucho de Napier y de su seriedad y liderazgo, y quién sabe si el rookie acabará sentando al criticado Mario Chalmers.

Con todo, Miami no puede olvidar su pasado más reciente y debe creerse que aún tiene potencial para llegar lejos esta temporada. Se han quitado la etiqueta de favoritos, pues como ya dijo Wade “No somos el equipo atractivo que éramos y eso está bien. Ahora se lo dejamos a quien lo quiera, vamos a ser un equipo currante que trabajará duro”. En principio llegar a Playoffs no debería suponer un problema para los Heat, y a partir de ahí, soñar es gratis.

Atlanta Hawks

Tras una última temporada de mucho sufrimiento por culpa de las lesiones de hombres importantes, los Hawks están de vuelta con un equipo muy parecido al del año pasado. La única baja importante es la de Louis Williams con destino Toronto Raptors, pues era ese tipo de jugador diferente capaz de solucionar un partido en pocos minutos. Con su marcha, el puesto de base/escolta queda un poco cojo en lo que a nombres se refiere, ya que solo Jeff Teague y Kyle Korver garantizan buenas anotaciones.

Así, serán los jóvenes Shelvin Mack y Daniel Schröder los que deberán dar un paso adelante como suplentes de Teague, y la llegada de Shefolosa ayudará a mantener la consistencia del backcourt.

Kyle Korver, DeMarre Carroll, Al Horford, Paul Millsap y Jeff Teague, quinteto de gala de Atlanta Hawks.
Kyle Korver, DeMarre Carroll, Al Horford, Paul Millsap y Jeff Teague, quinteto de gala de Atlanta Hawks.

El juego interior seguirá siendo el arma más importante de estos Hawks: Millsap, Mike Scott y un recuperado Al Horford, además del ex de Fuenlabrada Mike Muscala, serán los cimientos sobre los que se apoye el segundo proyecto de Budenholzer, un entrenador salido de San Antonio y que intentará seguir practicando un  juego donde el equipo esté por encima de las indiviualidades.

Atlanta deberá estar en la lucha por los Playoffs, aunque quizá este año se le queden un poco lejos debido a los grandes fichajes que ha habido en la Conferencia Este.

Washington Wizards

Uno de los equipos de los que más se ha hablado como sucesor de los Miami Heat al frente de esta División. Los de la capital quieren seguir con las buenas sensaciones de la temporada pasada, donde a punto estuvieron de meterse en la Final de Conferencia. 11 jugadores continúan con la camiseta de los Wizards, y solo Trevor Ariza se entiende como una baja a tener en cuenta. Para suplirlo llega Paul Pierce después de que los Nets decidiesen no renovar su contrato.

La veteranía de Nené Hilario será básica para que los jóvenes John Wall y Bradley Beal mejoren sus prestaciones.
La veteranía de Nené Hilario será básica para que los jóvenes John Wall y Bradley Beal mejoren sus prestaciones y lleven a los Wizards a algo grande.

Por lo demás, la buena pareja John Wall-Bradley Beal seguirá haciendo de las suyas (aunque el segundo vaya a perderse el primer mes de competición por una lesión en la muñeca) y Otto Porter Jr. tendrá que dar por fin el salto de calidad para hacerse un hombre importante en la rotación. El dúo Nené-Gortat, pesadilla de muchas defensas, también continúa, y a ellos se les ha unido DeJuan Blair que llega desde Dallas.

Salvo desastre, Wizards estará en Playoffs y en principio con un puesto bastante alto, y quizá también como nuevo campeón de la División Sudeste sucediendo a los Heat.

Charlotte Hornets

El nombre “Hornets” vuelve a oírse en la NBA y lo hace en Charlotte como en sus inicios. La franquicia de Michael Jordan encara la nueva temporada como  un equipo muy atractivo y en línea ascendente después de los horrorosos comienzos con MJ23 como dueño. Desde Indiana viene Lance Stephenson, un jugador brillante y polémico a partes iguales, capaz de sacar de quicio al mismísimo LeBron James y que tendrá como misión ser una de las voces importantes dentro de un vestuario tan joven. Gente como Kemba Walker, Kidd-Gilchrist, Gerald Henderson o Al Jefferson continúan formando parte de los renacidos Hornets, que probablemente den bastante juego a esta División.

Lance Stephenson provoca a LeBron James durante un partido, una de las imágenes más polémicas de la temporada pasada.
Lance Stephenson provoca a LeBron James durante un partido, una de las imágenes más polémicas de la temporada pasada.

En el apartado de bajas, la más importante (y por donde pueden venir los mayores problemas de Charlotte) es la de Josh McRoberts, ya que no hay un jugador con experiencia suficiente como para afrontar 82 partidos con garantías. Para tapar este agujero llegó desde el Draft Noah Vonleh, una fuerza de la naturaleza de tan sólo 19 años. Sin embargo, y mientras el joven Vonleh coge rodaje, es fácil que veamos en el puesto de “4” a Marvin Williams, también nuevo en el equipo procedente de Utah.

El octavo puesto conseguido el año pasado debe servir a estos Hornets como estímulo para mejorar y seguir siendo importantes en el Este, cosa que parecen estar consiguiendo poco a poco.

Orlando Magic

Enésima reconstrucción en este equipo, que una vez más ha vuelto a deshacerse de sus jugadores importantes (Arron Afflalo y Jameer Nelson) para dar libertad a Victor Oladipo, jugador de segundo año que siendo rookie dejó muy buenas sensaciones pero que ahora deberá apañárselas sin un base como Nelson a su lado.

Mate espectacular de Oladipo en un partido ante Miami Heat.
Mate espectacular de Oladipo en un partido ante Miami Heat.

Tobias Harris y sobretodo Nico Vucevic siguen siendo los jugadores más atractivos del equipo, pues ninguno de los fichajes ha conseguido ilusionar (Channing Frye desde Phoenix y los anárquicos Ben Gordon, Evan Fournier y Luke Ridnour), cosa que sí ha hecho el drafteado Elfrid Payton, complemento para Oladipo al mando de las operaciones e igual más apto que el primero para las funciones de base “director de orquesta”.

La palabra “Tanking” sigue sobrevolando la ciudad de Orlando, y resultaría sorprendente que los Magic lograsen más de 25 victorias en todo el año.

Favorito: en contra de lo que se pueda pensar, Miami Heat tiene una plantilla muy compensada y afronta con ilusión esta nueva etapa tras el adiós de LeBron. El American Airlines Arena siempre es una olla a presión y ayudará a los Heat a conseguir más victorias de lo que algunos piensan. Washington les seguirá de cerca pero es probable que aún estén un poco “verdes” como para plantearse el poder optar a reinar en la División.

Peor: Orlando Magic sigue con el síndrome post-Howard que ya dura 3 años, y esta temporada será una más en la que las derrotas sean el pan de cada día. Plantilla joven, desorganizada y sin un líder claro harán que los Magic ni siquiera se acerquen a competir con sus otros cuatro rivales en el Sudeste.

Traspasos:

Traspasos ATL-CHA

Traspasos MIA-ORL

Traspasos WAS

 

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Se buscan colaboradores

Con el afán de proseguir y volver a prender la llama de Desde la Grada, nos ponemos en con…