Inicio Motor Formula 1 GP Brasil: el impaciente inglés y el paciente alemán

GP Brasil: el impaciente inglés y el paciente alemán

0
0

Un Lewis Hamilton con cinco victorias seguidas se enfrentaba a su compañero de equipo y mayor rival, Nico Rosberg que no ganaba desde el Gran Premio de Alemania pero que la pole del sábado le abría un abanico de posibilidades añadiendo más presión y emoción en la parrilla de salida. A pesar de la insistencia y de las numerosas embestidas del inglés en busca de finiquitar cuanto antes su segundo Mundial, fue Rosberg quien cruzó primero bajo la bandera a cuadros después de 71 vueltas en las que no rodó ni un metro tranquilo.

El semáforo se puso en verde con Rosberg, Hamilton y Massa ocupando las tres primeras posiciones, Vettel desde un 6º puesto y Alonso saliendo desde la octava por detrás de los dos McLaren. En esos primeros metros disfrutamos de una salida limpia y sin errores, sin más emoción que algún bloqueo de ruedas. Alonso y Magnussen conseguían superar a Vettel en la cuarta curva y dejaban a Seb en una bonita lucha con su compañero Ricciardo, que venía desde atrás aparentemente con algo más de ritmo.

Vettel (Red Bull) encara el último sector en subida del circuito de Interlagos.

Con sólo 6 vueltas disputadas ya comenzaban las visitas a los boxes para cambiar gomas, con Massa y los McLaren siendo los primeros en quitarse los neumáticos más blandos. Los Red Bull de Vettel y Ricciardo intentaban adelantar a Alonso sin conseguirlo: el español cerraba todos los huecos y demostraba una vez más su capacidad de gestionar las prestaciones limitadas de su humilde Ferrari (uno de los coches más lentos en velocidad punta hoy). Pilotos como Kvyat, Hulkenberg o Raikkonen intentaban  sorprender con una estrategia revolucionaria haciendo menos paradas, y por tanto aguantaban algunas vueltas más en pista, creando cierto desconcierto en los primeros puestos. Cuando pararon todo volvió a la normalidad y de esta forma los coches rápidos recuperaban sus posiciones naturales.

Cuando la carrera parecía tranquila, en la vuelta 23  podíamos escuchar los mensajes de socorro de la mayoría de los pilotos por la radio ya que sus neumáticos se estaban desintegrando, sufriendo el temido blistering con el que muchos pilotos tuvieron que entrar tempranamente en boxes, entre ellos Vettel.

Hamilton apostó fuerte por ganar y arriesgó mucho durante toda la carrera, sufriendo varios planos en sus neumáticos.
Hamilton apostó fuerte por ganar y arriesgó mucho durante toda la carrera, sufriendo varios planos en sus neumáticos.

Hamilton seguía detrás de Rosberg, e inexplicablemente dejó aparcado su hasta entonces actitud conservadora (le valía un segundo puesto para seguir con opciones muy favorables de cara a la última carrera) y comenzó a hacer vuelta rápida tras vuelta rápida para irse en busca de la victoria. Nuevamente demostró su impaciencia y sus nervios con un espectacular trompo, que a punto estuvo de costarle la carrera. Aún así, EL IMPACIENTE INGLÉS no se dio por vencido y continuó apretando para recortar a Rosberg el tiempo perdido en el incidente.

Llegamos a la vuelta 40 con el abandono de Ricciardo por problemas mecánicos mientras en las posiciones intermedias los Alonso, Vettel, Button y Magnussen se barajaban entre sí hasta la tercera parada. Fue aquí donde se comenzó a definir el GP de Brasil. Bottas con un problema en boxes decía adiós a las primeras posiciones, y Massa ponía la nota anecdótica del día al equivocarse de equipo al hacer su pit stop e irse directo al lugar de McLaren. Los mecánicos, atónitos, le hicieron señas para advertile de su error y ordenarle que siguiera hacia la posición de los hombres de Williams.

Rosberg conservaba su primera posición pero a menos de un segundo tenía al indomable Hamilton,  y solamente Massa estaba en una posición cómoda ya que se mantenía tercero sin amenaza. 4º era Button, Vettel, Raikkonen y Alonso. Estos dos últimos aportaron algo de emoción ya que Alonso atacaba a un Raikkonen con sus ruedas acabadas, y a pesar de ser claramente más rápido que el finlandés, el piloto español  se lo tuvo que currar y acabo adelantándolo después de varios intentos. A pesar de todo, ya era demasiado tarde para luchar por algo más que un sexto, con Vettel rodando ya a más de tres segundos.

Raikkonen intentó sin éxito contener a Alonso, y se tuvo que conformar con la séptima posición.
Raikkonen intentó sin éxito contener a Alonso, y se tuvo que conformar con la séptima posición.

La carrera llegaba a su fin y terminaría como comenzó: con un primer puesto para Nico muy trabajado, un segundo puesto para Hamilton, que si repite este puesto en Abu Dabi le sirve para proclamarse campeón y un tercer puesto merecido para un Massa que hizo enloquecer a la afición brasileña, una vez más de 10 en este tipo de eventos. ¿Alonso?, para Alonso lo mejor está por llegar según se encarga él de repetir, pero eso será otra historia. Ahora solo queda desear suerte… para los Mercedes.

Compártenos
  • ¿Qué pasa en Renault?

    Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…
  • Maranello pesca en Madrid

    El español será el compañero de Charles Leclerc en 2021 y 2022 (ya que ha firmado por dos …
  • Hamilton tetracampeón del Mundo de F1

    Verstappen dominó la carrera de México desde la alocada salida en la que él, Vettel y Hami…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

¿Qué pasa en Renault?

Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…