Inicio Baloncesto Con la cabeza bien alta

Con la cabeza bien alta

0
0

El partido de ayer contra el Aquimisa CB Tormes Salamanca sería el partido más importante de la temporada para el ALN Fundación Baloncesto León, jugandose sus aspiraciones a los puestos de playoff de ascenso.

El Fundación a sabiendas del buen hacer del equipo salmantino decidió llevar el juego y el ritmo del partido desde el principio del partido, un ritmo que poco a poco se fue acoplando el CB Tormes convirtiéndose en un intenso e igualado primer cuarto que terminaría con una leve pero disputada ventaja para el equipo leonés por 20-18.

Lo que no se esperaba, fue el buen comienzo en el segundo cuarto del Tormes donde empezó a emerger diferencia entre ambos, la figura de Simon y sobre todo del arbitro, empezando por pitar una técnica a Pablo Martinez que acababa de salir, algo que enervo tanto a jugador como a un cuadro técnico, que varias jugadas más tarde y varias inexplicables decisiones arbitrales se veían expulsados, Julio Gonzalez de forma directa por una descalificante y Tino Ugidos tras 2 técnicas, algo que incrementó el desconcierto entre la plantilla del Fundación y una ventaja que se elevaba hasta los 10 puntos al finalizar el segundo cuarto 34-44.

Tino Ugidos se dirige al vestuario tras ser expulsado, mientras Julio contempla el partido desde la grada
Tino Ugidos se dirige al vestuario tras ser expulsado, mientras Julio contempla el partido desde la grada

Pero el Fundación no estaba dispuesto a tirar el partido ni sus aspiraciones de jugar los playoffs, saliendo más reforzados como equipo con una ‘autogestión’ que supo poner en serios aprietos al equipo charro, reduciendo la desventaja varias veces hasta los 5 puntos gracias a las impecables actuaciones de Azores, Phillips y Laborda desde la pista y Adrian Roales desde el banquillo como improvisado técnico. Aun así el equipo charro subo sortear las garras del Fundación y termino el 3er cuarto 50-61 un buen marcador que parecía aventurar un final más fácil.

Un cuarto final de infarto, con un Palacio de los Deportes volcado con su equipo y un equipo que supo recoger el ánimo, provocó que el equipo leonés empezará a recortar lenta pero efectiva la diferencia con el Tormes, quien se vio sobrepasado en casi todo el cuarto, algo que solo Simon pudo arreglar de vez en cuando. El Fundación liderado por la impecable zurda de Azores, la batuta de Mallou, el poderío físico de Mike y la seriedad de Laborda convirtió la desventaja en empate y a falta de 2 minutos en ventaja sobre el equipo charro, pero dentro del último minuto y con un desgaste físico increíble, se empezaron a ver las imprecisiones que acabarían dando 2 tiros libres a Simon, quien recogería su propio rebote y pondría una insalvable diferencia para el equipo leonés, finalizando el partido 79-82.

El equipo sufrió la derrota más dura del año, demostrando como equipo estar a otro nivel y aunque no pudo ser, se han ido, como bien les diría su capitán, Adrián Roales, en el círculo central al finalizar el encuentro, »Con la cabeza bien alta».

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Se buscan colaboradores

Con el afán de proseguir y volver a prender la llama de Desde la Grada, nos ponemos en con…