Inicio Baloncesto Previa Finales NBA

Previa Finales NBA

2
0

En una competición cargada de partidos de manera continua como es la NBA, casi es noticia que desde hace una semana se encuentre en stand by. De hecho, sólo durante la celebración del All Star Weekend ocurre algo parecido, aunque estos últimos siete días hemos podido “disfrutar” (o comernos las uñas deseando que llegue la esperada fecha) de un merecido descanso para afrontar la parte más importante de la temporada. Tras 7 meses de lucha continua, hoy jueves (3 de la madrugada hora española) se lanzará el balón al aire para que den comienzo dos semanas en las que se decidirá quién es el mejor equipo de la mejor liga de baloncesto del mundo: comienzan las Finales.

La casualidad ha querido que sean dos “vecinos” los que hayan liderado a sus respectivos equipos para plantarse en la ronda final por el título: dos chicos de Akron (Ohio) serán los que pelearán por el trono 2014/2015. LeBron James (Cleveland Cavaliers) frente a Stephen Curry (Golden State Warriors) prometen dar espectáculo y mantener a los aficionados pegados a los televisores durante una eliminatoria en la que saltarán chispas.

A pesar de todas las comparaciones que se han ido estableciendo durante esta semana de parón, ciertamente son dos jugadores totalmente distintos que en sus años en activo han ido viviendo situaciones diferentes.

Por un lado, LeBron James ha convivido con el éxito prácticamente desde que llegó a la liga allá por el verano de 2003 como número 1 del Draft. Desde entonces, casi todo lo que toca “King” se convierte en oro: dos títulos de campeón a los que añade otras tres presencias en las Finales, 4 premios de MVP y 2 oros olímpicos con la selección, entre otros muchos reconocimientos.

Curry y LeBron, los dos dominadores de la NBA en lo que a impacto mediático se refiere.
Curry y LeBron, los dos dominadores de la NBA en lo que a impacto mediático se refiere.

En lo que al otro chico de Akron respecta, Stephen Curry se encuentra en el año de su consagración definitiva. Llegó en 2009 como número 7 del Draft, formando parte de una promoción de muchísima calidad con jugadores como Blake Griffin, James Harden,  Brandon Jennings o nuestro Ricky Rubio. Durante sus dos primeras temporadas en la NBA tuvo que compartir vestuario con Monta Ellis, amo y señor de la franquicia de los Warriors en aquella época. Cuando la gente de los despachos en Golden State decidió apostar por Stephen como hombre franquicia, poco a poco fue ganando importancia hasta convertirse en el jugador que es actualmente: un auténtico crack capaz de dejar alucinado a todo el mundo con acciones inverosímiles manejando la pelota naranja, ganador de su primer MVP este año y convirtiéndose en la cara de la NBA por derecho propio, disputando la hegemonía comercial a los mismísimos Kobe Bryant o LeBron.

Y es que todos los chavales quieren ser como Don Stephen. El premio a su gran año le llega con su primera presencia en unas Finales, pudiendo convertirse además en el primer jugador que logra vencer a todos los integrantes del mejor quinteto del año: Anthony Davis (primera ronda), Marc Gasol (semifinales de Conferencia), James Harden (finales de Conferencia) y LeBron James (Finales). Para ello, necesitará la ayuda de su “Splash BrotherKlay Thompson, una de las incógnitas de estos primeros partidos de la serie definitiva después del tremendo rodillazo en la cabeza que recibió de Trevor Ariza.

Al lado de los “Splash Brothers” estará toda la terna de jugadores “secundarios” que tan buen rendimiento ha dado esta temporada a las órdenes del entrenador novato Steve Kerr: Draymond Green y Harrison Barnes, dos hombres llamados a parar a LeBron pero que pueden ser protagonistas en ataque si los Cavs se despistan; un antiguo jugador franquicia en Philadelphia que ha sabido adaptarse a su nuevo rol de sexto hombre como es André Igoudala y un par de hombres recuperados para el baloncesto después de graves lesiones como Shaun Livingston y Leandro Barbosa. Además, acompañando a Kerr en el banquillo estará Alvin Gentry, el responsable de que la maquinaria ofensiva de los chicos de la bahía de San Francisco haya ido perfecta durante todo el año, que firmará su última hoja de servicios antes de poner rumbo hacia New Orleans Pelicans como entrenador principal. Estamos en unas Finales y nadie va a regalar nada, pero los Warriors buscarán seguir ofreciendo ese juego tan alegre y a ritmo elevado para conseguir un título que se les resiste desde 1975.

Igoudala no está en Oakland de paseo y quiere lograr su primer anillo después de una década siendo un jugador muy respetado en la liga.
Igoudala no está en Oakland de paseo y quiere lograr su primer anillo después de una década siendo un jugador muy respetado en la liga.

En el otro lado de aspirantes tenemos a los Cleveland Cavaliers, un equipo radicalmente distinto al que durante los últimos cuatro años penó por el pozo de la NBA en busca de rondas altas de Draft. La marcha de LeBron James, el jugador que había puesto en el mapa a la franquicia y que incluso había osado (sin éxito) rebelarse contra el dominio de los Spurs, hacia South Beach para juntar un Big Three ganador junto a Bosh y Wade supuso un verdadero caos. Camisetas del ídolo en llamas, manifestaciones en las calles en contra de su ex jugador e incluso la comparecencia de las autoridades para dar su opinión al respecto desembocaron en unos años de travesía por el desierto mientras “King” lo ganaba (casi) todo con los Heat. Una vez saciada su hambre de títulos, el hijo pródigo regresó a la que fue, es y será su casa para cumplir un reto: darle a los Cavs su primer anillo desde su fundación como equipo de baloncesto en 1970.

La temporada comenzó con muchas dudas, con jugadores lesionados de larga duración (Varejao) y con un entrenador (el laureado David Blatt, aunque no en esa parte del Atlántico sino en Europa) que parecía continuamente en la cuerda floja. Sin embargo, los movimientos en los despachos a mitad de temporada fueron los adecuados y los Cavs se hicieron con JR Smith e Iman Shumpert desde New York sin prácticamente tener que soltar nada a cambio. Además, también llegó el ruso Mozgov desde Denver para suplir las carencias de la pintura, y a partir de entonces el equipo ha ido en ascenso continuo hasta plantarse en las segundas Finales de su historia. Completando la presencia del Rey y de todo el séquito de refuerzos se encuentra, cómo no, Kyrie Irving. El australiano es uno de los mejores de la NBA y tiene capacidad de sobra para escudar a LeBron (o incluso reinar por encima suyo). Magia y calidad a raudales en un jugador que será una de las principales armas del conjunto de Ohio en los finales apretados. Para completar el roster, jugadores organizados en defensa como Tristan Thompson (vital su labor en el rebote) y Matthew Dellavedova deberán también dar un paso al frente en ataque cuando las estrellas estén descansando.

LeBron James y Kyrie Irving, la dupla que mueve todos los hilos en los Cavs, pondrán en jaque el dominio incontestable de los Warriors esta temporada.
LeBron James y Kyrie Irving, la dupla que mueve todos los hilos en los Cavs, pondrán en jaque el dominio incontestable de los Warriors esta temporada.

En definitiva, dos equipos que tienen entre sus filas a algunos de los jugadores más queridos (además de con más calidad) de toda la liga, a jugadores secundarios capaces de convertirse en la peor pesadilla del rival y con dos estilos enfrentados en la batalla por el anillo: los Warriors con su ataque trepidante y su espectacular acierto desde la larga distancia y los Cavaliers haciendo lo que yo llamo “LeBroncesto”, tan efectivo en ocasiones pero tan peligroso cuando LJ no está acertado en la toma de decisiones. En el horizonte, la satisfacción de culminar una temporada en la que ninguno era principal favorito (quizá Cavs por el trío LeBron-Irving-Love, pero nadie pensaba que su camino hasta la última ronda sería el que finalmente hemos vivido) y por encima de todo, la gloria de poner la firma como el equipo que rompió con 40 años de sequía en cualquiera de las dos franquicias. Silencio, se rueda: esta noche, la primera toma…

Compártenos

2 Comentarios

  1. Mark Jackson

    4 junio, 2015 en 6:51 pm

    El año pasado les di fundamentos suficientes para llevarse la final. #GoWarriors

    Responder

  2. JaviTwo for three

    4 junio, 2015 en 6:53 pm

    Factor Mozgov, reparto de minutos sin LeBron en pista. Claves para estas finales.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

El Cuatro Valles cuenta sus partidos por victorias

El conjunto de la Robla se enfrentaba contra el C.D BALOPAL en el municipio Roblano en un …