Inicio Baloncesto Mercado NBA 2015: Dinero llama a dinero

Mercado NBA 2015: Dinero llama a dinero

0
0

La temporada 2014/2015 de la mejor liga de baloncesto del mundo llegó a su fin hace casi un mes, pero en los meses veraniegos el espectáculo no se detiene: la acción en las canchas deja paso a los movimientos en los despachos, donde las franquicias deben estar hábiles para planear su futuro y adelantarse al resto de competidores. La noche del 25 de junio se celebró en Nueva York la ceremonia del Draft, velada que encumbró al pívot de origen dominicano Karl-Anthony Towns como la punta de lanza de la nueva hornada de talentos, pero donde la emoción ha estado a la orden del día ha sido sin duda en todo lo relativo al mercado de Agentes Libres.

Este verano se planteaba como un período especialmente importante para el futuro de la NBA, ya que la cantidad de jugadores destacados que tenían libertad para negociar sus nuevos contratos era enorme. Este aspecto ha hecho que las oficinas de los 30 equipos hayan estado echando humo en estos primeros 10 días de mercado, buscando bien renovar a sus estrellas o bien hacerse con ese jugador llamado a dar el salto de calidad en la plantilla y hacer que los objetivos de cara a 2016 cambien radicalmente.

Lo primero que llama la atención en las negociaciones de los nuevos contratos es, por encima de todo, las estratosféricas cantidades económicas que se están manejando. El “pelotazo” de los derechos de televisión y marketing que tendrá validez a partir del próximo año (y que entre otras cosas provocará que el límite salarial de las plantillas aumente significativamente) tiene mucho que ver en esto, pues ahora los contratos de más de 15 millones al año ya no estarán reservados a las principales estrellas.

Ha sido uno de los mejores de Milwaukee Bucks este año, pero un jugador de nivel medio como Khris Middleton acaba de firmar el contrato de su vida.
Ha sido uno de los mejores de Milwaukee Bucks este año, pero un jugador de nivel medio como Khris Middleton acaba de firmar el contrato de su vida.

De hecho, este aumento del poder adquisitivo de las franquicias provocó un auténtico terremoto el día de apertura del mercado (1 de julio), con los equipos asegurándose la continuidad de sus jugadores más destacados y ofreciendo hueco en el “roster” a otros cracks a cambio de millonadas. Ese primer día con presencia de negociaciones nos dejó la cifra de 1.400 millones de dólares en concepto de nuevos contratos. A partir de aquí repasamos los movimientos más importantes certificados en los primeros 3 días de mercado.

El nombre propio de este inicio de mercado de Agentes Libres es sin duda Anthony Davis. El atlético pívot, número uno del Draft 2012, seguirá formando parte de los New Orleans Pelicans durante 5 años más, en los que ganará un total de 145 millones de dólares. Esto supone todo un récord en la Liga, y Davis será el jugador mejor pagado en una clara apuesta de los Pelicans por asegurar su futuro como equipo, buscando mejores aspiraciones en la siempre complicada Conferencia Oeste. Otro jugador que seguirá vinculado a la ciudad del jazz es la pareja de Davis en la pintura: el turco Omer Asik renovó por 5 años y un total de 60 millones.

La ceja más famosa de la NBA seguirá volando alto con New Orleans Pelicans.
La ceja más famosa de la NBA seguirá volando alto con New Orleans Pelicans.

Dos franquicias en las que las noticias bomba han sido habituales (aunque con efectos claramente opuestos) son Charlotte Hornets y Portland Trail Blazers: el equipo de Michael Jordan ha renovado la ilusión en la ciudad después de la decepción que supuso no entrar en Playoffs en la temporada recién terminada; mientras que los de Oregón han sufrido el desmantelamiento de su equipo titular provocado por el éxodo de sus jugadores más importantes. Charlotte madrugó para ponerse manos a la obra y comenzó firmando a Nico Batum, enviando a los Blazers a Gerald Hernderson y a Noah Vonleh, un jugador aún por explotar. Además, se deshicieron del polémico Lance Stephenson en un acuerdo con Los Ángeles Clippers para adquirir a Spencer Hawes y a Matt Barnes (aunque éste último haría inmediatamente las maletas rumbo a Memphis). Como guinda a estos primeros movimientos adquirieron desde Oklahoma a Jeremy Lamb, formando de esta manera una plantilla muy interesante con nombres como Kemba Walker, Al Jefferson, Batum o el recientemente drafteado Frank “The Tank” Kaminsky.

En cuanto a los Blazers, además de la ya comentada baja de Batum han sufrido también las de otros tres miembros del quinteto titular de las últimas temporadas, quedando únicamente Damian Lillard  como representante de estos años de recuperación deportiva. El habilidoso base renovó por 5 años y 120 millones, el máximo que se le podía ofrecer, pero Wesley Matthews sale en dirección a Dallas Mavericks (4 años de contrato) y Robin López aterriza en la Gran Manzana para jugar en los Knicks (54 millones en 4 años). Sin embargo, el golpe a la línea de flotación de la franquicia llegó con la renuncia de LaMarcus Aldridge a seguir jugando como local en el Moda Center (que se comentará en el próximo artículo). Para paliar este desastre, la dirección de Portland decidió hacerse con los servicios de Al-Farouq Aminu (30 millones en 4 años) y Ed Davis como agentes libres, además de entrar en un traspaso con Brooklyn Nets para adquirir a Mason Plumlee a cambio de Steve Blake y Hollis-Jefferson (la elección de los Blazers en el Draft).

Cleveland Cavaliers también sacó la chequera y trabajó intensamente en cerrar renovaciones. Cualquier duda que pudiera existir respecto a la continuidad de Kevin Love quedó despejada con un contratazo de 5 años y 110 millones de dólares, al que se unieron el de Tristan Thompson (5 años y 80 millones) e Iman Shumpert (4 años y 40 millones). El principal rival de los Cavs en la Conferencia Este, Chicago Bulls, hizo a su vez los deberes: Jimmy Butler seguirá siendo “bull” 5 años más, en los que ganará 95 millones (contrato máximo). Además, también aseguraron la continuidad de Mike Dunleavy por un año más.

Media liga le quería pero Jimmy Butler ha decidido seguir en Chicago para ser pieza importante en busca del anillo.
Media liga le quería pero Jimmy Butler ha decidido seguir en Chicago para ser pieza importante en busca del anillo.

Ante la negativa de Sergio Llull de dar el salto a la NBA, Houston Rockets no se quedó de brazos cruzados y enseguida renovó a su base titular Patrick Beverley, que ganará 25 millones en 5 años. A este acuerdo se suma el alcanzado con Corey Brewer (3 años y 24 millones). Los otros finalistas del Oeste y campeones este año, Golden State Warriors, se aseguraron la continuidad de Draymond Green durante 5 años en los que ganará un total de 85 millones. Sorprende que vaya a cobrar mucho más de lo que gana el MVP Stephen Curry, pero el nuevo horizonte económico nos trae cosas como esta, en la que una auténtica estrella con contrato de hace 2 o 3 años queda en un nivel salarial inferior al de cualquiera de sus “gregarios”.

Tras una temporada en la que sorprendieron a todo el mundo, sólo quedaban dos opciones para Atlanta Hawks: llegar a una solución de compromiso para mantener a todos sus jugadores destacados o dejar que uno de ellos hiciese las maletas. Al final, fue la segunda la que ganó peso y solo se concretó la renovación de Paul Millsap (3 años y 59 millones), provocando la marcha de DeMarre Carroll hacia Toronto, donde jugará los próximos 4 años y ganará 60 millones de dólares. Después de un año en el que se destapó como jugador válido en ataque además de su ya conocida faceta de “perro de presa” defensivo, este contrato supone una gran oportunidad para que siga creciendo. La baja de Carroll en Hawks viene acompañada por el adiós de Pero Antic a Estados Unidos, ya que el macedonio ha decidido regresar a Europa para jugar en el Fenerbahçe. Estas dos despedidas han sido cubiertas por las llegadas de Thiago Splitter y de Walter Tavares, primer jugador de Cabo Verde que jugará en la NBA.

Después de ser el único "Hawk" del quinteto titular en no acudir al All Star, DeMarre Carroll desplegó su mejor baloncesto y se ganó un gran contrato.
Después de ser el único «hawk» del quinteto titular en no acudir al All Star, DeMarre Carroll desplegó su mejor baloncesto y se ganó un gran contrato.

Por South Beach el sol sigue brillando, pues los Miami Heat han conseguido cerrar la continuidad de sus dos estandartes, el eterno capitán Dwyane Wade (1 año y 20 millones) y el último en llegar el año pasado, Goran Dragic (5 años y 90 millones).  La sucesión de movimientos en franquicias candidatas a luchar con los Heat por las últimas plazas de Playoffs en el Este también ha sido significativa: los Nets renovaron a su pareja interior (Brook López y Thaddeus Young); Milwaukee Buks se hizo con Greivis Vasquez (Toronto) y con Greg Monroe (3 años y 50 millones en un contrato máximo), además de renovar a Khris Middleton por 70 millones en 5 años, y Detroit Pistons llevó a cabo una revolución para acabar firmando a Marcus Morris, Danny Granger y Reggie Bullock desde Phoenix y a Aron Baynes desde San Antonio.

Danny Ainge tampoco se dio un respiro y las oficinas de los Celtics estuvieron muy activas en los primeros tres días. La histórica franquicia renovó a Jae Crowder (5 años y 35 millones para un jugador que en el tramo final de temporada dio pinceladas de que puede llegar a ser importante en el equipo) y al sueco Jonas Jerebko, además de firmar en la agencia libre a Amir Johnson (2 años y 24 millones).

Dwyane Wade y Goran Dragic seguirán siendo la pareja titular del backcourt de los Heat.
Dwyane Wade y Goran Dragic seguirán siendo la pareja titular del backcourt de los Heat.

Phoenix Suns y Sacramento Kings son dos franquicias decididas a cambiar su papel durante las últimas temporadas, y buena prueba de ello es el esfuerzo que han hecho para hacer de sus proyectos un destino atractivo para los agentes libres. Los de Arizona renovaron a Brandon Knight por 70 millones de dólares en 5 años y parecen renunciar al “small ball” con la contratación de un perro grande como Tyson Chandler (4 años y 50 millones). Por su parte, los de la capital de California han dado un salto de calidad con los fichajes de Marco Belinelli (3 años y 19 millones) y sobretodo de Rajon Rondo (1 año y 10 millones).

Como últimos movimientos destacados están el de Paul Pierce, que recala en Clippers para reencontrarse con Doc Rivers, el maestro que le hizo alzarse con su hasta ahora único anillo, y el de Monta Ellis, que deja Dallas para irse a Indiana Pacers a cambio de 44 millones en 4 años. Sin embargo, merece la pena cerrar con San Antonio Spurs, uno de los triunfadores del mercado a pesar de las bajas mencionadas en este artículo (Baynes, Splitter, Belinelli). Los texanos se aseguraron seguir contando con Danny Green y con el MVP de las Finales 2014 y Mejor Jugador Defensivo Kawhi Leonard (5 años y 90 millones en un contrato máximo). Estos dos movimientos serían solo el principio de todo lo que estaba por venir a partir del día 4 de julio…

 

Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Javier Teijón camino al BM Soria con «muchas ganas de empezar a entrenar»

El meta leonés marchará por primera vez, en su carrera deportiva, a jugar al Balonmano Sor…