Inicio Motor Formula 1 El calor de Hungría no frena a Hamilton en la calificación

El calor de Hungría no frena a Hamilton en la calificación

0
0

La décima jornada de sábado del Mundial de Fórmula 1 nos dejó una nueva pole del británico Lewis Hamilton, que certificó el dominio exhibido en las sesiones libres del viernes y de la mañana de ayer para volver a meterse en el saco la posición de mayor privilegio en la parrilla de hoy. Esta primera posición supone la quinta consecutiva para Hamilton (primera vez que lo logra en su carrera), además de la 21ª seguida para la escudería Mercedes, racha sólo equiparable a las 24 que logró Williams-Renault entre los años 1992 y 1993.

En una sesión marcada por el intenso calor, con temperaturas superiores a los 50 ºC  sobre el asfalto de Hungaroring, Hamilton dominó cada una de las tres tandas clasificatorias superando con claridad a Rosberg, que de nuevo parece encontrarse contra un muro imposible de escalar. El alemán lo intentó llevando al límite al monoplaza, pero nunca llegó a hacer una vuelta perfecta y finalmente tuvo que ver desde la distancia cómo Hamilton machacaba la tabla de tiempos una y otra vez.

Nada más comenzar la calificación ya se pudo intuir la enorme superioridad de Mercedes, a pesar de la mejoría que a priori habían mostrado escuderías como Red Bull. De hecho, las dos balas de plata y Daniel Ricciardo fueron los que intentaron avanzar a la siguiente ronda montando un juego de neumáticos medios, buscando así ahorrar gomas blandas para momentos más oportunos. Hamilton necesitó apenas dos vueltas para lograr un gran tiempo, mientras que Rosberg tuvo que mantenerse algunos giros más sobre el trazado al no encontrar feeling con el coche. Ricciardo también marcó un tiempo que en principio no hacía necesario el uso de las blandas. El contraste con  los “gallos” lo puso McLaren, que salió con los neumáticos más blandos desde el primer momento.

Este fin de semana no hay otro líder que el número 44. Hamilton ha dominado de principio a fin todas las sesiones cronometradas.
Este fin de semana no hay otro líder que el número 44. Hamilton ha dominado de principio a fin todas las sesiones cronometradas.

Una vez el resto de escuderías montaron ese tipo de compuestos los tiempos fueron mejorando, lo que provocó que Mercedes tuviera que olvidar su objetivo inicial y salir una segunda vez a pista, esta vez también con neumáticos blandos. Ricciardo también pisó una vez más el trazado húngaro, pero calzado con medios para probar algún detalle. Tanto al australiano como a Hamilton les hubiera servido su primer tiempo con las gomas medias, pero ambos prefirieron no correr riesgos innecesarios. No tuvieron la misma suerte Button, los pilotos de Sauber y los Manor, que quedaron apeados de cara a la Q2. Al menos Roberto Merhi mejoró notablemente la vuelta de su compañero Will Stevens, superándolo en 5 décimas.

En la segunda ronda se pudo ver la que probablemente sea la imagen del fin de semana hasta ahora: el McLaren de Fernando Alonso lo dejaba tirado una vez más sin haber completado una vuelta, pero como se detuvo en el carril de entrada al pit lane el español intentó remolcar él mismo el MP4-30 antes de la llegada de los comisarios. La curiosa acción provocó la bandera roja para garantizar la seguridad de piloto y operarios, aunque la loca carrera por la calle de boxes no tuvo premio al no poder volver a salir a rodar. La explicación se basa en que el monoplaza tiene que entrar circulando por su propia inercia en el pit lane, y de lo contrario no se podrá efectuar una nueva salida por pequeña que sea la avería a reparar. Antes de los problemas de Alonso, la tabla de tiempos era dominada por los hombres de Ferrari con Nico Rosberg detrás, mientras que Hamilton no había marcado tiempo y prefería jugárselo todo a una carta.

Fernando Alonso trata de llevar su coche a boxes al quedarse tirado a la entrada del pit lane.
Fernando Alonso trata de llevar su coche a boxes al quedarse tirado a la entrada del pit lane.

En cuanto consiguió completar un giro, la alegría momentánea de sus rivales se esfumó al ver que el inglés aventajaba en medio segundo a Rosberg, lo que le permitió no forzar más la mecánica y centrarse en la ronda definitiva. Los Ferrari seguían a las balas de plata con Dani Ricciardo intercalado entre ellos, confirmando que Red Bull está fuerte en Hugaroring. La escudería Williams continuaba con el fin de semana discreto, aunque avanzaron con ambos coches a la Q3. Por su parte, Carlos Sainz no pudo lograr el objetivo de estar en el Top-10 y saldrá en la duodécima posición, mostrándose ligeramente descontento con el balance del monoplaza en comparación con lo que se pudo ver en los libres, donde el madrileño había sorprendido a todos con una magnífica quinta plaza.

Para cerrar la tarde de sábado, la tercera tanda cronometrada confirmó que Hungaroring es territorio Hamilton y el líder del Mundial logró una pole martilleando sobre la resistencia de su más inmediato perseguidor, al que aventajó en casi seis décimas. Rosberg continuó acumulando pequeños errores a lo largo de sus giros, y una pasada de frenada al final del segundo sector fue una de las razones por las que la diferencia entre coches idénticos fue tan amplia. Sebastian Vettel saldrá tercero seguido de cerca por Ricciardo, que a punto estuvo de dar la sorpresa y colarse como alternativa a Mercedes. Raikkönen logró la quinta posición (a exactamente 1 segundo del tiempo de Hamilton), y completaron los diez mejores Bottas, Kvyat, Massa en una gris octava plaza, Max Verstappen y Romain Grosjean.

Después de un inicio de año con muchos problemas, parece que Red Bull va cogiendo ritmo. Tanto Ricciardo como Kvyat (en la imagen) calificaron entre los mejores.
Después de un inicio de año con muchos problemas, parece que Red Bull va cogiendo ritmo. Tanto Ricciardo como Kvyat (en la imagen) calificaron entre los mejores.

En apenas dos horas Charlie Whiting pondrá en verde el semáforo y dará comienzo el 30º Gran Premio de Hungría, celebrado ininterrumpidamente desde su inclusión en el calendario allá por 1986. Por delante habrá 70 vueltas en las que las trampas estarán presentes en cada curva con una carrera en la que los neumáticos, los frenos y los motores sufrirán muchísimo. Rosberg necesita una victoria que le haga irse con tranquilidad y satisfacción a las vacaciones veraniegas, mientras que el objetivo de Hamilton es elevar la ventaja en la general por encima de los 20 puntos. En cuanto a Ricciardo, el australiano deberá certificar la mejoría de los toros de Red Bull y luchar por el que sería el primer podio de los austriacos en este difícil 2015. Ya se oye el rugido de los motores en los garajes, ¡en nada a disfrutar!

Compártenos
  • ¿Qué pasa en Renault?

    Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…
  • Maranello pesca en Madrid

    El español será el compañero de Charles Leclerc en 2021 y 2022 (ya que ha firmado por dos …
  • Hamilton tetracampeón del Mundo de F1

    Verstappen dominó la carrera de México desde la alocada salida en la que él, Vettel y Hami…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

¿Qué pasa en Renault?

Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…