Inicio Motor Formula 1 GP Hungría: Vettel se impone en la carrera más loca del año

GP Hungría: Vettel se impone en la carrera más loca del año

0
0

El circuito de Hungaroring es un habitual en regalar momentos especiales a la hemeroteca de la Fórmula 1. En él se vivió la primera victoria de un joven Fernando Alonso en el 2003, el primer triunfo de Jenson Button tras más de 120 carreras en el mundial y el podio de Pedro Martínez de la Rosa, entre otros días de gloria. La edición de 2015 no se ha quedado atrás y en esta tarde de domingo hemos visto una de las carreras más emocionantes de los últimos tres años. El dominio incontestable de la escudería Mercedes se ha visto hoy cortado de raíz con 70 vueltas locas en las que prácticamente ningún piloto se ha librado de cometer errores, lo que se ha traducido en la segunda victoria del año para Vettel y Ferrari y en la resurrección de Red Bull, colocando a sus dos coches en el podio.

La jornada comenzó con un emotivo minuto de silencio en honor a Jules Bianchi, fallecido la semana pasada en Niza después de su espeluznante accidente en Suzuka en octubre del año pasado. La familia del piloto quiso agradecer todo el apoyo recibido por parte del mundo de la Fórmula 1 y se acercó hasta Hungría para formar parte de los actos. La imagen de unidad de los 20 pilotos en círculo fue muy bonita, pero las emociones se dispararon cuando Felipe Massa, uno de los más implicados en recordar a Jules, invitó a los familiares del francés a formar parte del abrazo, colocando el casco con el número 17 en el centro de todos los demás.

Una vez los coches y los pilotos formaron en parrilla, la actividad frenética del día arrancó con una salida que tuvo que ser abortada (y con ello reducido el número de vueltas a 69) debido a que Felipe Massa estaba colocado ligeramente por detrás de la posición que debía ocupar. La acción le costó al brasileño 5 segundos de penalización, y a todos los pilotos tener que volver a formar correctamente en la recta de meta.

Los pilotos forman en círculo durante el minuto de silencio por Jules Bianchi. #CiaoJules
Los pilotos forman en círculo durante el minuto de silencio por Jules Bianchi. #CiaoJules

El segundo intento fue el bueno y la salida nos dejó a un Hamilton defendiendo inútilmente su primera posición, pues los dos Ferrari y Rosberg se le emparejaron en un instante mágico con cuatro coches llegando a la vez a la primera curva. Tras esos primeros metros, eran los bólidos rojos los que mandaban con Vettel 1º y Raikkönen 2º, seguidos de Rosberg y Hamilton. Poco duraría la calma ya que en la chicane del sector intermedio (curvas 6 y 7) el inglés pecó de exceso de prisa por adelantar a su compañero y se fue recto hacia la tierra, comprometiendo el resto de su carrera y regresando a pista en la décima posición.

Vettel lideraba los primeros giros a ritmo de vuelta rápida constante, seguido por Raikkönen, Rosberg y Bottas, que había aguantado un fuerte envite con Ricciardo en la primera curva. Mientras tanto, Hamilton rodaba anclado entre Massa y Sainz, y por radio se podía escuchar al inglés visiblemente alterado por la maniobra con Rosberg en la primera vuelta (aunque claramente no llevaba razón en las protestas). Tras una buena salida, Alonso se metía en la pelea y era 12º persiguiendo a este grupo.

Imagen de la salida del Gran Premio de Hungría.
Imagen de la salida del Gran Premio de Hungría.

Llegados a la vuelta 10 la carrera parecía cosa de tres: Vettel seguía en cabeza con 2.5 segundos sobre Raikkönen y 5.7 sobre Rosberg, que no se sentía cómodo y perdía tiempo con los pilotos de la Scuderia. Muy por detrás rodaba Bottas a 18 segundos, mientras que Ricciardo y Hamilton seguían apostando por el riesgo y regalaban al espectador buenos adelantamientos a Hülkenberg y Kvyat (Daniel) o a Massa y Pérez (Lewis).

Ricciardo arreglaba su mal arranque superando a Bottas en una gran acción en la vuelta 13, y una después el finlandés realizaba su primera parada para intentar devolverle la jugada. Sin embargo, el aussie llevaba un ritmo mucho mejor que el de Williams y la tarea fue una aventura a ninguna parte. En las vueltas 15 y 16 la actividad en boxes no cesó y se sucedieron las primeras paradas de Massa, los Toro Rosso y los McLaren. El madrileño Carlos Sainz sufrió por enésima vez un imprevisto en la parada y perdió un tiempo muy valioso con el grupo que luchaba por los puntos. Por su parte, Vettel seguía imponiendo un ritmo infernal y marcando vueltas rápidas.

La diferencia de los Ferrari con Rosberg seguía aumentando, con Ricciardo 4º a 24 segundos y Hamilton acercándose con muchas ganas, pero en la vuelta 19 volvíamos a tener lío: Maldonado y Pérez se enganchaban en la primera curva y el mexicano salía trompeando hacia el exterior de la pista. “Checo” pudo volver a pista 15º y Maldonado se ganó un drive through, con lo que Alonso y Sainz ganaron dos posiciones cada uno (10º y 11º). Una vuelta después (20) Hamilton entraba por primera vez a boxes y lograba mantener la quinta posición ante Bottas. Rosberg paró en la 21 (montando neumáticos medios), y en los dos giros siguientes fueron Vettel y Raikkönen quienes hicieron lo propio, aunque estos apostando por continuar con las gomas blandas.

Daniel Ricciardo (Red Bull) y Lewis Hamilton (Mercedes) fueron los dos pilotos más combativos de la carrera, aunque tuvieron suerte dispar.
Daniel Ricciardo (Red Bull) y Lewis Hamilton (Mercedes) fueron los dos pilotos más combativos de la carrera, aunque tuvieron suerte dispar.

Tras unas cuantas vueltas en las que el ansia le jugó malas pasadas y le hizo trazar largo varias curvas, Hamilton logró deshacerse de Ricciardo en la 29 y se encaminó en solitario a la caza de Rosberg, claramente sin ritmo y a gran distancia del liderato (21 segundos). Este tramo del ecuador de carrera fue el más tranquilo, y los pilotos e ingenieros pudieron tomarse un pequeño respiro para lo que vendría después. Hamilton recortaba casi un segundo por vuelta a un Rosberg envuelto en mucho tráfico con los doblados, y Alonso rodaba en zona de puntos por méritos propios con un McLaren que se estaba comportando de la mejor de las maneras.

A partir de aquí, el fin de fiesta fue digno de un guión de Hollywood y la magia y las sorpresas llenaron Hungaroring. Raikkönen alegaba problemas en su MGU-K y rodaba muy lento cuando en la vuelta 43 el planteamiento de la carrera dio un giro radical: un tremendo accidente de Nico Hülkenberg en la primera curva tras perder su alerón delantero en la recta principal y salir catapultado a gran velocidad contra las protecciones provocaba que Dirección de Carrera declarase coche de seguridad virtual, neutralizando una vuelta después con la salida del Safety Car real. Todos los de cabeza decidieron entrar a realizar un último cambio de neumáticos, y Hamilton volvió a encontrarse con la mala fortuna al tener una parada bastante lenta.

Sin hacer ruido y alejándose de las acciones polémicas que tuvieron muchos pilotos, Fernando Alonso llevó el McLaren a la mejor posición del año.
Sin hacer ruido y alejándose de las acciones polémicas que tuvieron muchos pilotos, Fernando Alonso llevó el McLaren a la mejor posición del año.

Cuando el coche de seguridad se retiró en la vuelta 49, Rosberg superó a un Raikkönen con problemas y se vio con opciones de victoria, con únicamente Vettel como obstáculo. En la pelea por la cuarta posición, Hamilton entró muy pasado a la primera curva e impactó contra Ricciardo, perdiendo parte del alerón delantero y provocando el pinchazo de Valteri Bottas. La maniobra hizo que el inglés tuviera que entrar a cambiar el morro, y además le acarreó una sanción en forma de drive through. Las sanciones se sucedieron en las vueltas posteriores, y Verstappen, Maldonado (en dos ocasiones) y Kvyat fueron protagonistas por varios drive through o penalizaciones en forma de tiempo.

Ricciardo se aseguraba una plaza en el podio al adelantar a Raikkönen (vuelta 51), una auténtica tortuga que tuvo que entrar a boxes para reiniciar toda la electrónica del F-15T. Sin embargo, no serviría de nada y pocos giros después se tenía que retirar. El Gran Premio tampoco acabó bien para Carlos Sainz, al que una repentina pérdida de potencia le privó de sumar un buen botín de puntos (rodaba 7º). Sin embargo, Fernando Alonso fue capaz de mantenerse alejado de los problemas que acechaban a sus rivales y se encaramaba a una sorprendente sexta posición.

Red Bull despertó a lo grande en Hungaroring. La escudería austrica colocó a sus dos pilotos en el podio tras una gran carrera.
Red Bull despertó a lo grande en Hungaroring. La escudería austrica colocó a sus dos pilotos en el podio tras una gran carrera. En la imagen, Daniel Ricciardo rueda por delante de Lewis Hamilton.

Como traca final, Hungaroring aún tenía reservado un nuevo susto. Rosberg, que en ese momento rodaba segundo y pensaba en recortar una gran cantidad de puntos a Hamilton (incluso cabía la posibilidad de salir líder al terminar la carrera) recibió un golpe de Ricciardo que arruinó todas sus esperanzas. Dani destrozó el alerón delantero y Nico una de sus ruedas traseras, lo que le hizo perder toda una vuelta luchando agónicamente por llegar a boxes y regresar a pista detrás de Hamilton. Vettel cruzó en primer lugar bajo la bandera de cuadros seguido por tres coches con motor Renault: fue el ruso Kvyat en su primer podio en año y medio en Fórmula 1, y Daniel Ricciardo sobrevivió a todos sus golpes para ser . Max Verstappen logró también su mejor resultado del año siendo , y Alonso llegó detrás en quinta posición. Completaron los puntos Hamilton (6º), Grosjean (7º), Rosberg (8º), Button (9º) y Ericsson (10º).

Sebastian Vettel igualó en Hungría las victorias de un mito como Ayrton Senna. Por delante solo quedan Prost y Schumacher.
Sebastian Vettel igualó en Hungría las victorias de un mito como Ayrton Senna. Por delante solo quedan Prost y Schumacher.

Con esto, Vettel logra su primera victoria en tierras húngaras y Hamilton sale vivo para aumentar su ventaja en el Mundial. El inglés se marcha de vacaciones con 21 puntos de ventaja sobre Rosberg tras un domingo más que complicado. La lectura sólo puede ser positiva después de lo vivido, pero deberá reflexionar en estas semanas sobre cómo afrontar carreras a la contra sin cometer la enorme cantidad de errores que vimos hoy. Alonso y McLaren-Honda continúan con la pequeña y progresiva mejoría y consiguen puntos por segunda carrera consecutiva, con Button contribuyendo también a la suma total de la marca anglo-japonesa. Ahora a todos les toca descansar a la par que no olvidar el camino trazado desde hace varias carreras, y las vacaciones servirán para cargar pilas y buscar algún detalle que haga mejorar los coches de cara al tramo final de temporada. La próxima cita, el 23 de agosto en Bélgica con el mítico circuito de Spa-Francorchamps. ¡Buen verano!

Compártenos
  • ¿Qué pasa en Renault?

    Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…
  • Maranello pesca en Madrid

    El español será el compañero de Charles Leclerc en 2021 y 2022 (ya que ha firmado por dos …
  • Hamilton tetracampeón del Mundo de F1

    Verstappen dominó la carrera de México desde la alocada salida en la que él, Vettel y Hami…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

¿Qué pasa en Renault?

Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…