Inicio Baloncesto Análisis: Francia, con todas las armas para mantener la corona

Análisis: Francia, con todas las armas para mantener la corona

0
0

Después de un Mundial en el que supo suplir las ausencias de sus principales estrellas para terminar colgándose la medalla de bronce, la selección francesa llega a su Eurobasket con toda la fuerza y como seria candidata a revalidar el título conseguido en 2013, rompiendo el dominio de España en el viejo continente. La plantilla de 2014, que contaba con la presencia de varios debutantes, ha dado paso a un equipo contrastado y plagado de figuras en el que prácticamente no falta nadie.

El regreso más esperado es sin duda el de Tony Parker. El base renunció al Mundial para descansar después de una exitosa temporada con San Antonio Spurs, pero este año vuelve con las pilas cargadas tras un verano más largo de lo normal dada la temprana eliminación de su equipo en los Playoffs. El hecho de volver a contar con su comandante, además de jugar en casa, otorga al combinado de Vincent Collet una posición de privilegio en estos días previos al inicio de la competición, donde todo el mundo los ve como el rival más temible.

A diferencia de Parker, quien de nuevo vuelve a ser baja entre la lista definitiva de 12 jugadores es Joakim Noah, antigua referencia en la pintura de los franceses que ha ido perdiendo protagonismo debido a sus ausencias en las últimas citas internacionales. No obstante, quizás la baja de Noah no sea tan sensible como puede parecer, pues la nueva fuerza interior francesa ha emergido de manera destacada con jugadores como Lauvergne y Gobert, que han adquirido mucha importancia en sus equipos esta temporada.

Toda Francia sonríe con el regreso de su mejor jugador. Parker buscará una nueva presencia en los Juegos Olímpicos (¿quizás su última?) y liderará a la selección gala en el torneo de casa.
Toda Francia sonríe con el regreso de su mejor jugador. Parker buscará una nueva presencia en los Juegos Olímpicos (¿quizás su última?) y liderará a la selección gala en el torneo de casa.

Tampoco estará en el Europeo un habitual como Thomas Heurtel, que se había asentado en las listas de Collet desde 2011. El base de Anadolu Efes se mostró “sorprendido y decepcionado por no estar entre los 12, más teniendo en cuenta el Mundial y la temporada que he realizado”. En verdad, Heurtel fue una de las piezas más importantes en el bronce de Francia, siendo el titular al no estar Parker, y este año dejó el Laboral Kutxa para emprender una nueva etapa en Turquía y seguir creciendo. A pesar de todo ello, se ha convertido en el último de los descartes franceses, que ya cuentan con la selección definitiva que intentará seguir reinando en el baloncesto europeo.

Salvando estas dos ausencias, a las que podríamos añadir las menos importantes de los pívots Ian Mahinmi y Kevin Seraphin, Francia acude a este campeonato con un equipo muy completo. Una vez más, vuelve a verse en “les Bleus” esa mezcla de veteranía y juventud que tan buen resultado dio en las últimas competiciones. Para el puesto de base Vincent Collet contará con el ya mencionado Parker, que viene como candidato a Mejor Jugador del Eurobasket junto a gente como Spanoulis (Grecia), Teodosic (Serbia) o Pau Gasol (España). Acompañando al omnipresente Tony estará Antoine Diot, un jugador con la capacidad de dar esa pausa tan necesaria en algunos instantes de partido, y que cuenta además con una buena capacidad anotadora desde el perímetro. Diot es un absoluto conocedor de los esquemas de su seleccionador, ya que jugó a sus órdenes en el Strasbourg hasta ser traspasado este mismo verano al Valencia Basket.

Fue importante en el Mundial 2014, pero esta vez Thomas Heurtel verá a sus compañeros por la televisión.
Fue importante en el Mundial 2014, pero esta vez Thomas Heurtel verá a sus compañeros por la televisión.

En el puesto de escolta tenemos otro regreso como el de Nando de Colo (CSKA), que complementará la dirección de Parker como pieza importante en el quinteto titular galo. De Colo ha recuperado su mejor nivel en Rusia y vuelve a la selección para aportar movilidad en ataque y facilidad en las penetraciones, siendo también importante por su versatilidad, ya que no le es desconocida la posición de base. Este aspecto puede ser determinante a la hora de mantener fresco a Parker durante todo el torneo. Como cuarto jugador del “backcourt” figura Evan Fournier, un malabarista con el balón que sin embargo flojea ligeramente en defensa. De todas formas, su buena temporada en Orlando Magic le ha valido para acudir por segundo año consecutivo a la concentración francesa.

Para completar el juego exterior, Francia contará con tres aleros. El titular será Nico Batum, la segunda de las estrellas francesas tras Tony Parker. El año pasado tuvo que ser él quien tirara del carro de nuestros vecinos, aunque la presión pudo jugarle una mala pasada y en la cita mundialista no se le vio tan acertado como en otros torneos con el equipo nacional. Con la vuelta de Parker podrá deshacerse de parte de esa responsabilidad y volver a brillar con su potencia física y acierto en el lanzamiento de tres. Como suplentes de Batum estarán el veterano Mickael Gelabale, que puede aportar una buena cantidad de puntos desde el banquillo además de un buen físico para defender a jugadores rápidos, y Charles Kahudi, jugador que contará con menos minutos y que viene con el rol de especialista defensivo.

Un año más, Batum formará parte de la lista definitiva de Francia, y tendrá una importante responsabilidad anotadora.
Un año más, Batum formará parte de la lista definitiva de Francia, y tendrá una importante responsabilidad anotadora.

En la posición de ala-pívot Collet tendrá otros tres jugadores con gran variedad de repertorio. El teórico titular será Boris Diaw, posiblemente uno de los participantes en el Eurobasket con más inteligencia sobre el parquet: un bailarín en la pintura que también se atreve con el tiro de larga distancia y que incluso puede ejercer de base en situaciones de emergencia o cuando los encargados de organizar el juego francés estén muy vigilados. Ligeramente por detrás partirá Joffrey Lauvergne, un joven interior (24 años) que cada año tiene más importancia en esta selección. No en vano fue uno de los pilares de la Francia del Mundobasket, y seguro que este año continuará ofreciendo su constante forma de luchar sobre la pista y su buena colocación en los rebotes y en las jugadas de pick and roll. Para completar la rotación estará Florent Pietrus, todo un habitual en las convocatorias que será el encargado de aportar fortaleza defensiva cuando las cosas se pongan feas.

Por último, como pívots veremos a dos auténticos atletas que a pesar de su altura son capaces de correr la pista en contraataque como cualquiera de sus cuatro compañeros en cancha. El titular será Rudy Gobert, que ha crecido muchísimo en importancia dentro de Utah Jazz, convirtiéndose en un dominador bajo los tableros que infunde miedo a muchos rivales. De hecho, su buena temporada le permitió acudir al All Star como parcipante en el Rising Stars Challenge y empezar a ser considerado como candidato a Jugador Defensivo del Año. Para dar descanso a Gobert, Francia contará con Alexis Ajinça, el techo de este equipo (2,15 m). Un jugador que también se ha hecho con un hueco importante en la NBA como suplente de la pareja interior de New Orleans Pelicans (Anthony Davis y Omer Asik) gracias a una labor casi exclusivamente reboteadora, a la que se añade una gran capacidad de intimidación y de colocar tapones gracias a su envergadura.

Buena parte del peso interior de Francia recaerá en Rudy Gobert, que será el encargado de darle solidez defensiva al quinteto bleu.
Buena parte del peso interior de Francia recaerá en Rudy Gobert, que será el encargado de darle solidez defensiva al quinteto bleu.

Francia es, en definitiva, una selección que cuenta con un roster muy compacto, con jugadores ya habituales en las convocatorias y con un par de regresos que serán muy importantes. Cuatro de los que figuran en la lista de 12 superan los 32 años, y los nacidos en los noventa ya saben lo que es ser importante en sus respectivos equipos. A pesar de unas pocas bajas, los franceses van con todo al Europeo en el que ejercerán de anfitriones con el reto de volver a colgarse el oro y conseguir con ello una plaza a los próximos Juegos Olímpicos. ¿Podrá alguien acabar con el favoritismo con el que a priori parten?

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

El Cuatro Valles cuenta sus partidos por victorias

El conjunto de la Robla se enfrentaba contra el C.D BALOPAL en el municipio Roblano en un …