Inicio Motor Formula 1 Hamilton hiere de muerte a Rosberg y sentencia el Mundial

Hamilton hiere de muerte a Rosberg y sentencia el Mundial

0
0

Un fin de semana más, la bandera británica volvió a ondear en lo más alto del podio. Casi parece no importar cuando se lean estas palabras, ya que es algo que ha sucedido en siete de las doce carreras celebradas este año, que claramente tiene un nombre propio: 2015 es el año de Lewis Hamilton, que el domingo completó una nueva cita sin errores y en la que prácticamente salió a pasearse sobre la pista milanesa de Monza. Además, el bicampeón se vio beneficiado por varias circunstancias para tener una jornada aún más plácida y volar sin complicaciones hacia su más que probable tercer título.

La mañana en el legendario trazado italiano comenzó con un homenaje de los pilotos al británico Justin Wilson, piloto de 37 años que falleció un día después del GP de Bélgica (hace dos semanas) en una carrera de IndyCar Series. Wilson disputó una temporada en Fórmula 1 (la del 2003) corriendo para Minardi y Jaguar y logrando como mejor resultado un octavo puesto.

Una vez se apagó el semáforo que daba comienzo a la carrera, se pudo ver cómo por segundo domingo seguido la nueva norma respecto a las salidas hacía estragos en la parrilla: Kimi Raikkönen se quedaba clavado en la salida y desaprovechaba su magnífica segunda posición del sábado. Al llegar a la primera chicane el finlandés estaba en la posición opuesta, pues todos los pilotos habían logrado superarlo. El problema de Raikkönen afectó directamente a Nico Rosberg, ya que era el piloto que tenía justo delante y por ello se vio obligado a esquivarlo en los primeros metros, perdiendo dos puestos y pasando la primera vuelta en sexta posición. Por el contrario, los McLaren y Carlos Sainz lograron remontar desde las posiciones más retrasadas, completando el primer giro cerca de los puntos (puestos 11º a 13º).

En cabeza, Hamilton aumentaba progresivamente su ventaja sobre Vettel y los Williams, que ni siquiera pudieron hacer uso del DRS en la tercera vuelta para inquietar ligeramente su tranquilo paseo. Mientras, Raikkönen hacía gala de la superioridad mecánica del Ferrari respecto a la mayoría de coches enmendando poco a poco su error y remontando desde el fondo del pelotón, alcanzando la novena posición en apenas 6 vueltas.

El ritmo de Hamilton era incontestable y lo más interesante en las siguientes vueltas fue el grupo que se formó con los hombres de Red Bull y Toro Rosso en persecución de Jenson Button, que rodaba en la última posición de puntos. Sainz, Ricciardo y Kvyat pronto se deshicieron del británico de McLaren, con su compañero Fernando Alonso perdiendo terreno con ellos y regresando a posiciones más acordes al rendimiento de su monoplaza. A pesar de su buen ritmo, la alegría de luchar por estar entre los diez primeros le duraría poco a Sainz, que fue sancionado con 5 segundos por saltarse una de las chicanes de Monza y ganar ventaja con la maniobra.

Liderato de principio a fin para Hamilton, que además consiguió la pole y la vuelta rápida.
Liderato de principio a fin para Hamilton, que además consiguió la pole y la vuelta rápida.

Toda esperanza de ver una carrera con algo de emoción se esfumó al verse Rosberg atrapado detrás de los Williams en la quinta plaza, no siendo capaz de superarlos ni haciendo uso del DRS. Tras 15 vueltas, Hamilton aventajaba en 8 segundos a Vettel y en más del doble a Rosberg, y la diferencia no haría sino crecer. Para voltear la situación, Rosberg fue el primero de los hombres importantes en cambiar neumáticos, pasando por el pit lane en la vuelta 19. Una después lo hizo Massa, y hubo que esperar hasta la 23 para ver a Bottas desfilar por la calle de boxes. La maniobra no pudo ser más provechosa para Mercedes, pues Rosberg lograba superar a los dos pilotos una vez regresaron a pista y rodaba en la tercera posición virtual.

A pesar de la sanción, Sainz ponía empeño en volver a estar con los mejores y de nuevo ofrecía una vistosa remontada, superando a Alonso y Nasr y situándose con los puntos a tiro. Con todo el grupo perseguidor (salvo Raikkönen) habiendo realizado la única parada prevista, sólo quedaba estar atento a las maniobras de Vettel y Hamilton en el cambio de gomas. Seb paró en la vuelta 26 y logró salir libre de tráfico con Raikkönen justo por detrás, mientras que Hamilton completó su paso por boxes una vuelta después, manteniéndose con muchísima ventaja.

Dentro de lo tranquilo de la carrera, el ecuador ofreció aún más pausa por parte de todos y lo único importante era el cronómetro que medía el hueco entre Hamilton y Vettel, ya superior a los 20 segundos. Sin embargo, el campéon de Ferrari no se podía permitir un instante de relajación ya que Rosberg venía recortando silenciosamente para luchar por la segunda posición. La diferencia entre los dos alemanes se estabilizó durante varias vueltas en torno a los 4.5 segundos, con el de Mercedes buscando minimizar daños después de un fin de semana complicado.

Primera chicane del circuito de Monza, con los 20 monoplazas instantes después de la salida.
Primera chicane del circuito de Monza, con los 20 monoplazas instantes después de la salida.

La victoria de Hamilton ya era casi segura pero de nuevo las cosas se pusieron interesantes al final. Con más de 22 segundos sobre Vettel y habiendo marcado vueltas rápidas durante toda la carrera, desde el muro de Mercedes empezaron a verse caras serias e instaron al inglés a apretar todavía más. Hamilton no entendía nada del asunto, pero una y otra vez le decían que tenía que irse más allá de 25 segundos. Al principio se especuló con una segunda parada por motivos de seguridad, pero poco a poco comenzaron a escucharse rumores de una posible irregularidad en el mejor monoplaza de la parrilla. Con la polémica servida y Rosberg acercándose cada vez más al alerón trasero de Vettel, lo mejor estaba en las luchas por las posiciones intermedias de puntos: Pérez y Raikkönen se rifaban la sexta, mientras que Ericsson daba caza a Hulkenberg en la octava.

Alonso también presionaba a Button (ambos muy alejados de los diez primeros) cuando nuevamente el motor de su coche dijo basta. La enésima pérdida repentina de potencia del propulsor Honda dejó al asturiano tirado a 3 vueltas del final, privándole de una bonita pelea con el otro McLaren y de divertirse compitiendo en igualdad de condiciones. Este abandono fue un duro golpe para los aficionados españoles, pero lo que realmente puso patas arriba las últimas vueltas (y de paso la temporada) fue la rotura de motor de Rosberg, que pagó el exceso de kilometraje en un elemento que había sido cambiado el día anterior al detectarse un pequeño problema en la primera opción.

Max Verstappen (Toro Rosso) supera por fuera a Jenson Button (McLaren) al llegar a la primera curva.
Max Verstappen (Toro Rosso) supera por fuera a Jenson Button (McLaren) al llegar a la primera curva.

Así, Hamilton cruzó bajo la bandera de cuadros sabiéndose más cerca del tricampeonato y Vettel no sufrió para conservar la segunda plaza. Felipe Massa completó el podio seguido muy de cerca por Bottas, en el retorno de Williams al cajón desde el Gran Premio de Austria. Raikkönen pudo finalmente con Pérez y terminó quinto, con “Checo” 6º y Hulkenberg 7º. Los últimos puntos se los adjudicaron Ricciardo, Ericsson y Kvyat.

Ya en la celebración de la victoria se supo que Hamilton estaba en riesgo de perder la carrera al encontrarse que uno de sus neumáticos estaba ligerísimamente por debajo del límite reglamentario de presión. El incidente explicaba así las caras y conversaciones entre los “capos” de Mercedes diciéndole al británico que debía aumentar la ventaja sobre el segundo clasificado. Después de horas de incertidumbre y con declaración ante los comisarios de por medio, se decidió no tomar ninguna acción al respecto y en la escudería de la estrella se pudo festejar con tranquilidad.

La ventaja de Hamilton sobre Rosberg ya supera las dos carreras: 52 puntos que hacen que se piense más en dónde decidirá Lewis el título matemáticamente hablando que en ver cómo Nico trata de mantenerse en la lucha por el campeonato. La temporada europea ha terminado y en dos semanas la Fórmula 1 volará hacia tierras asiáticas para la disputa del siempre traicionero Gran Premio de Singapur, donde la ya conocida carrera nocturna le da un plus al espectáculo y cada año deja imágenes para el recuerdo.

Compártenos
  • ¿Qué pasa en Renault?

    Sainz será piloto de la escudería Ferrari, las próximas dos temporadas dejando el puesto l…
  • Maranello pesca en Madrid

    El español será el compañero de Charles Leclerc en 2021 y 2022 (ya que ha firmado por dos …
  • Hamilton tetracampeón del Mundo de F1

    Verstappen dominó la carrera de México desde la alocada salida en la que él, Vettel y Hami…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Tablas en el Reino en una fría tarde de octubre

Un chupinazo de Luque al larguero en el último suspiro, a punto de cambiar el partido El N…