Inicio Baloncesto Eurobasket: Un Gasol sublime mete a España en cuartos

Eurobasket: Un Gasol sublime mete a España en cuartos

0
0

Después de la agónica clasificación ante Alemania del jueves, donde se logró la victoria por apenas un punto y en el último segundo gracias a un fallo del base germano Dennis Schröder, la selección española afrontaba en la tarde de ayer el comienzo de la fase decisiva del Eurobasket. Polonia era el rival en un día donde ya no se podía especular y donde cualquier patinazo nos mandaba a casa, apeados de las opciones de Preolímpico.

La tónica habitual de los 5 primeros partidos en el juego de España había sido una preocupante endeblez defensiva ante los ‘4’ rivales que aunaban movilidad y acierto en el tiro de tres, una poco correcta actitud en el rebote y un escaso acierto en los lanzamientos lejanos. Además, los de Scariolo no habían conseguido generar puntos tras pérdida del contrario, una de las señas de identidad del equipo en los últimos años. No obstante, Polonia llegaba con la etiqueta de ser un conjunto asequible para España después de nuestra agotadora primera fase en el Grupo B.

Ante la baja confirmada de Rudy Fernández en las horas previas al encuentro (continúan sus problemas en la espalda), Scariolo apostó por un quinteto ya habitual con Llull, Pau Ribas, San Emeterio, Mirotic y Pau Gasol. Enfrente, Polonia salía de inicio con el nacionalizado A.J. Slaughter en el puesto de base, acompañado por Kulig, Ponitka, Waczynski y el Martillo Marcin Gortat, la gran estrella de la selección.

El estilo de juego y planteamiento polacos, centrando sus ataques generalmente en balones a la pintura para Gortat, hacía que España no tuviese que preocuparse en exceso por una de sus debilidades en la fase de grupos, pues el rival de ayer no había destacado por contar con jugadores abiertos como Bjelica en Serbia, que tanto daño hicieron a la selección.

Pau Ribas con el balón, con A.J. Slaughter encargado de su defensa.
Pau Ribas con el balón, con A.J. Slaughter encargado de su defensa.

El partido comenzó con Polonia mandando en el marcador, con un 0-4 de salida obra de Kulig y Gortat. Sin embargo, Gasol pronto comenzó a hacer de las suyas y abría el contador de España con un triple. Esta situación se repetiría muchas veces en el arranque, y no sólo con Pau como protagonista del lanzamiento: Gortat no salía a las ayudas en el perímetro y eso daba mucha ventaja a España en la circulación de balón, consiguiendo nuevos triples por medio de Pau Ribas y Sergio Llull.

Ya de inicio se consiguió una ventaja interesante (15-9), con España por fin apostando claramente por las situaciones en estático (de manera más habitual que en partidos anteriores), mandando constantemente balones a un Pau que comenzaba a merendarse a Gortat. En las filas polacas, Slaughter y Waczynski comenzaban a hacer daño desde la larga distancia, y un triple del nacionalizado apretaba de nuevo el marcador. Al final del primer cuarto se llegó con 25-20 favorable a España, que se aprovechó de tres tiros libres de Sergio Llull para seguir mandando.

Mirotic realiza una entrada a canasta, presionado por Ponitka.
Mirotic realiza una entrada a canasta, presionado por Aaron Cel.

En el segundo cuarto pudo verse un quinteto probabemente inédito en España, con Sergio Rodríguez, Ribas, Claver, Reyes y Willy Hernangómez sobre el parquet. De nuevo Polonia inició con ventaja y logró empatar el partido gracias a un imponente Karnowski (6 puntos), que en sustitución de Gortat era quien acaparaba todos los focos. Los minutos que siguieron fueron de juego trabado y poco acierto, aunque una vez más Gasol fue encargado de romper la monotonía con un nuevo triple, castigando a un Karnowski demasiado hundido bajo el aro polaco. Un triple de Claver desde la esquina y otro de Mirotic desatascaban el ritmo lento que le interesaba al combinado dirigido por Mike Taylor, con España yéndose 6 arriba (39-33).

A pesar de ir casi siempre por detrás, Polonia no bajó los brazos y un mágico Slaughter volvía a ponerle emoción al choque. Mirotic se encargaba de romper las tablas y mandaba el partido al descanso con resultado de 41-39. Todo parecía sonreír a la selección española, con la pareja interior Gasol-Mirotic como la más destacada de la primera parte (15 puntos uno y 9 el otro) y sobre todo mostrando un importante acierto en los triples (7/14).

Pau Gasol contra Marcin Gortat, el duelo del partido en el que el español salió claramente vendedor.
Pau Gasol contra Marcin Gortat, el duelo del partido en el que el español salió claramente vendedor.

La segunda parte se inició de manera idéntica a la primera, con una canasta de Kunig que empataba el partido. Nuevamente los minutos pasaron con intercambio de canastas y con poca fluidez en el 5×5 de ambos conjuntos. En España, ninguno de los Sergios era capaz de ofrecer consistencia y regularidad en los ataques, mientras que por parte polaca Waczynski era el más destacado. Además, en defensa continuaban los problemas con el rebote y Polonia llegó a ir por delante en el electrónico. Para frenar el acierto rival en estos últimos minutos, Scariolo recurrió a una defensa en zona que en parte dio resultado, encarando el cuarto final con empate a 55.

Para terminar, la selección dio por fin con la clave del partido y cerró con una gran actuación los octavos de final. La presencia de Claver aportó personalidad en defensa y una clara mejoría en el rebote en el que ha sido el mejor encuentro de un jugador que necesita sentirse querido después de mucho tiempo sin jugar con regularidad. Polonia se cargó de faltas muy rápido y sus mejores bazas ofensivas hasta el momento (Waczynski y Zamojski) desaparecieron en un período en el que España volvió a jugar con alegría.

Felipe Reyes, rodeado de jugadores polacos.
Felipe Reyes, rodeado de jugadores polacos.

Tras el 0/6 en triples del tercer cuarto (que compensaba el buen inicio en ese aspecto), Pau puso la máxima diferencia con otro lanzamiento desde el 6,75  (65-57) que siguió a uno del “Chacho”. A partir de ahí, la resistencia polaca se acabó y el marcador no hizo más que crecer para darle a España un final placentero. Gasol deleitó a Europa por enésima vez y con 2 triples más cerró su estadística con unos números en el perímetro de auténtico tirador: 6/7 para alcanzar los 30 puntos totales.

Al final, hubo minutos de la basura y en el bando español Pablo Aguilar y Guillem Vives salieron para disfrutar de los últimos instantes de partido. También tuvo su protagonismo en esas jugadas Willy Hernangómez, que se vio algo retrasado en la rotación dado el buen nivel mostrado por Claver. El encuentro terminó con marcador de 80-66, que hace a España avanzar a cuartos de final.

Waczynski estaba siendo el mejor de Polonia pero Claver fue el encargado de anularlo en el último cuarto.
Waczynski estaba siendo el mejor de Polonia pero Claver fue el encargado de anularlo en el último cuarto.

Los dos días de descanso de hoy y el lunes se ve con muy buenos ojos para recuperar a Rudy (aunque todo indica a que seguirá con molestias y si juega lo hará forzando) y sobre todo a Pau, ya que al término del partido de ayer se supo que había jugado lesionado y poniendo en riesgo su físico. El rival el martes será Grecia, un conjunto que lo ha ganado todo en este Eurobasket y que además ha mostrado tremenda superioridad ante casi todos sus rivales. Jugadores como el mago Spanoulis, el batallador Printezis o el todoterreno Antetokounmpo serán sólo algunas de sus bazas; pero el cuadro español dio buenas señales en el final del encuentro de ayer, volviendo a conseguir canastas fáciles al contraataque y con Claver dando un paso al frente en la parcela defensiva. Todo se reduce a seguir involucrando jugadores de manera importante en la rotación, y habrá que ver si los helenos son tan fuertes como se ha visto si España plantea un partido ajustado e impide que se vayan en el marcador.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Se buscan colaboradores

Con el afán de proseguir y volver a prender la llama de Desde la Grada, nos ponemos en con…