Inicio Baloncesto España ya está en semifinales y asegura el Preolímpico

España ya está en semifinales y asegura el Preolímpico

0
0

En la tarde de ayer había algo más que un partido clave para la selección española de baloncesto. A la posibilidad de meterse en semifinales y luchar por las medallas a partir del jueves se unía la obligación de conseguir una victoria más en este Eurobasket para asegurar la participación en el Preolímpico de Río 2016. Este segundo objetivo se veía casi tan importante como hacer un buen papel en el Europeo (o inlcuso por encima), sobre todo teniendo en cuenta toda la larga lista de ilustres que este año no pueden estar con sus compañeros sobre el parquet.

Por primera vez en bastantes años, España afrontaba un cruce decisivo sin la etiqueta de favorita: enfrente esperaba la temible Grecia, un combinado invicto hasta la fecha y que había conseguido ventajas amplias sobre sus rivales en la media docena de partidos anteriores. Los helenos llegaban al partido con un bloque muy completo y contrastado, buscando colarse entre los cuatro mejores y así reeditar sus medallas en 2005 (oro) y 2006 (plata). Al mando de la nave griega estaba un conocido de la Liga Endesa, un Fotis Katsikaris que tras sus etapas en Valencia y Bilbao regresa este año a nuestro país para entrenar al CB Murcia.

Aprovechando los dos días de descanso desde el partido de octavos, el estado físico de Rudy Fernández mejoró y le permitió formar de inicio junto con Sergio Lull, Pau Ribas, Nikola Mirotic y Pau Gasol. En el lado griego, los elegidos fueron Vassilis Spanoulis, Nick Calathes, Giannis Antetokounmpo, Giorgios Printezis y Kosta Koufos. Como viene siendo habitual en los últimos partidos, España buscó desde el arranque el lanzamiento exterior, mostrándose acertada en ese aspecto y poniendo un 6-0 de salida gracias a dos triples de Llull.

Rudy Fernández protege el balón ante la presión de Spanoulis.
Rudy Fernández protege el balón ante la presión de Spanoulis.

Grecia comenzó buscando al atlético Antetokounmpo en el poste, aprovechando su superioridad física frente a un Rudy no del todo recuperado. Sin embargo, la selección sí planteó una buena defensa en el duelo de ayer, mostrando concentración e impidiendo los ataques en transición del rival, una de las principales armas del cuadro heleno. Gasol pronto se hizo notar con dos tapones que permitieron a España correr al contraataque, y Rudy realizó una inteligente defensa sobre Antetokounmpo, que únicamente era capaz de recibir de espaldas a canasta y sin espacio para hacer uso de su tremenda zancada.

Por segundo partido consecutivo, Scariolo dio la alternativa a Claver para la defensa de un jugador todoterreno, y el reciente fichaje del Lokomotiv Kuban ruso respondió positivamente en la lucha contra Antetokounmpo. A pesar de no dominar el rebote según la estadística, este aspecto no era precisamente un quebradero de cabeza para España, ya que los rechaces que caían en manos griegas no se traducían en puntos fáciles. La selección continuó dominando en el marcador hasta que una canasta con suspense de Calathes puso fin al primer acto con un interesante empate a 14.

Dos ex-compañeros en el Real Madrid como Felipe Reyes y Yannis Boroussis pelean por la posición en la pintura.
Dos ex-compañeros en el Real Madrid como Felipe Reyes y Yannis Boroussis pelean por la posición en la pintura.

El segundo cuarto arrancó con un triplazo a tabla de Sergio Rodríguez, aunque con el descanso de Pau Gasol tocó sufrir aún más en el rebote y Grecia logró ponerse por delante 17-18. En este período se dio continuidad al baloncesto lento, con ataques en estático (aún a pesar de estar Gasol sentado en el banco) y escasa anotación. Poco a poco, Mirotic fue cogiéndole el pulso al partido y se erigió en protagonista, castigando a Grecia con dos triples y mostrándose infalible desde el tiro libre para poner la máxima momentánea (27-20).

La ventaja y el poco acierto griego desde el perímetro hicieron que Scariolo probase una defensa en zona para cerrar mejor el rebote, y durante algunos ataques Zisis y Calathes tuvieron bastantes problemas al mando de las operaciones rivales sin el líder Spanoulis en cancha. Del final de la primera parte llamó la atención la libertad con la que jugaban los dos Sergios en ataque, no ordenando Katsikaris una mayor atención sobre ellos y sufriendo con ello la tremenda potencia de Llull y la imaginación del “Chacho”. España llegó a tener 8 de ventaja, pero una de las pocas pérdidas de los 20 minutos iniciales (sólo 3) volvió a acercar a Grecia. Para terminar, Gasol se puso de nuevo el traje de superhéroe y le dio a la selección una buena ventaja al descanso (39-32).

Pau Ribas, Sergio Rodríguez y Sergio Llull charlan con Gasol lanzando un tiro libre al fondo.
Pau Ribas, Sergio Rodríguez y Sergio Llull charlan con Gasol lanzando un tiro libre al fondo.

Un desaparecido Spanoulis hizo acto de presencia (como cabía esperar) al inicio de la segunda parte, con 5 puntos consecutivos y una asistencia para que Calathes percutiese desde el triple (42-42). Como de costumbre, España no salió de vestuarios con la intensidad adecuada y a los ataques sin claridad se unió una gran cantidad de faltas que la pusieron en situación de “bonus”. En más de 4 minutos, la selección sólo logró anotar 3 puntos, sufriendo ante una maquinaria griega que empezaba a funcionar y que con un parcial de 3-12 le daba la vuelta al marcador.

La crisis la solucionó una vez más un Pau Gasol con 5 puntos para empatar. España volvió a defender en zona, aunque esta vez poco se notó el cambio y Antetokounmpo y Koufos se unieron al gran cuarto de Spanoulis para seguir haciendo daño. Una segunda mitad de cuarto con clara mejoría permitió a los de Scariolo mantenerse con una desventaja asumible, llegando a los últimos diez minutos con 55-57.

 

Nikola Mirotic defendiendo a Giorgios Printezis, uno de los mejores de Grecia en la tarde de ayer.
Nikola Mirotic defendiendo a Giorgios Printezis, uno de los mejores de Grecia en la tarde de ayer.

Todo cambió en el inicio del decisivo cuarto acto, con Grecia cargándose de faltas (4 en menos de un minuto) y entrando en “bonus” con mucho por delante. Reyes y Mirotic pusieron a España por delante (60-57), y si algo hay que destacar es la importancia de Claver en ambos lados de la pista, cargando con mucha fuerza el rebote y frenando en parte la exhibición de poderío de Antetokounmpo (17 rebotes). También se hizo notar la terrible estadística de Grecia en el tiro hasta los instantes finales (1/11) y la seguridad de los españoles en los numerosos viajes a la línea de personal, colocando el 68-61.

A falta de poco más de un minuto tuvo lugar una jugada que fue decisiva en el encuentro: una pérdida de Gasol tras una más que discutible acción de Calathes resultó en un contraataque de Antetokounmpo contra un Sergio Rodríguez vendido. Sin embargo, las prisas le jugaron una mala pasada al jugador de origen nigeriano y los árbitros señalaron pasos en la acción, no dando por buena una falta del “Chacho” que hubiera mandado a la línea de tiros libres a Grecia. A pesar de todo, todavía hubo tiempo para el sufrimiento y otras dos pérdidas de los bases españoles ponían el 69-65 con menos de 30 segundos por jugarse. Los tiros libres no fueron del todo satisfactorios para España, y dos triples de Calathes y Sloukas ajustaban el partido al máximo (72-71).  Por último, un punto más de Gasol y un triple de Antetokounmpo a la desesperada que no entró certificaron la peleada victoria española (73-71).

El comandante Spanoulis no pudo guiar a Grecia hacia la victoria y los helenos quedan apeados en cuartos.
El comandante Spanoulis no pudo guiar a Grecia hacia la victoria y los helenos quedan apeados en cuartos.

Hoy los nuestros afrontan otro día de descanso y preparación de una esperadísima semifinal, un duelo ante la anfitriona Francia que tiene un doble sabor a revancha: en primer lugar por ser los galos quienes privaron a España de repetir corona por tercera vez seguida en el Eurobasket 2013, y en segundo por vengar el partido de cuartos en el Mundial 2014, en el que “Les Bleus” apearon a la selección de la lucha por las medallas. El objetivo del Preolímpico se ha conseguido con mucho sufrimiento y marcadores ajustados de por medio, pero ahora sólo queda un paso para plantarse en la gran final y de paso acceder directamente a los JJ.OO. La presión está del lado de Parker y compañía, y después de todas las críticas recibidas España tiene, por fin, licencia para soñar.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Final de locos del Basket León que vale abrir el Palacio con victoria

El Basket León se coloca con 2 victorias y una derrota antes del derbi leonés que debutó e…