Inicio Fútbol La afición de León golea desde la grada del Reino

La afición de León golea desde la grada del Reino

0
0
  • La Selección arrollo a Liechtenstein en el partido inaugural de España en la fase de clasificación del Mundial 2018

La llegada de nuevo de la Selección Absoluta a León era como no un nuevo regalo para los aficionados leoneses, pudiendo disfrutar de nuevo de los mejores jugadores de España y sobre todo presenciar el debut en competición oficial de la «era Lopetegui». Tras casi un año de espera y tras un amistoso que no será bien recordado, la RFEF traía a León un partido oficial, el clasificatorio para el mundial frente a la selección de Liechtenstein.

Si es verdad que el entrenamiento del Domingo fue una «fiesta» para los aficionados que se acercaron hasta el Reino de León, los fantasmas de los pitos a Piqué seguían sobrevolando el estadio, más si cabe tras unos tímidos pitos cuando salió a calentar, y se temía que volvieran a aparecer en el día de ayer. Un mal recuerdo desde el partido contra Costa Rica hacía prever lo peor en el partido contra Liechtenstein.

A falta de 2 horas para el inicio del partido el ambiento en los aledaños del estadio era inmejorable. Todos hermanados con las camisetas de España, ataviados con bufandas conmemorativas del partido, gorras para tapar el severo sol o pinturas para maquillarse la cara, recordaban en León lo que se vive a esta Selección Española cuando llega a la ciudad.

Poco a poco llegaba la hora del encuentro, el sol caía sobre el estadio y los accesos al campo empezaban a llenarse de gente que quería entrar para encontrar su sitio y ver a las calentar selecciones. A su vez las pancartas de ánimo o de cambio de camiseta; banderas de León, Cultural y España empezaban a decorar los barrotes de las gradas ante la atenta mirada de las selecciones y de todas las autoridades locales y de la federación, quien a buen seguro andaban cruzando los dedos para que no se repitiera lo que en Costa Rica fue bochornoso para la ciudad de León.

Foto: AT
Foto: AT

Llegaba la hora, Marco Antonio Izquierdo anunciaba los onces iniciales y «Con el Número 3 Gerard Pique» la afición de nuevo volvió a aplaudir y vitorear el nombre del jugador de la selección. Pique había dejado de ser el villano y el objetivo de todos los pitos de los leones para convertirse en uno más a quien aplaudir y como no dedicarle unas cuantas pancartas de apoyo, demostrando que León ya no es lo que era, que hemos cambiado y que defendemos y queremos a nuestros jugadores.

Pero la cosa no quedaría ahí, el partido empezó y la fiesta de la grada iría poco a poco cogiendo color, coreando el nombre de los jugadores, animando a gritos de «España, España» y como no celebrando el tempranero gol de Costa como si del pase a la final del mundial se tratara. Las olas y el agitar banderas era un fiel reflejo del estado de ánimo y el buen ambiente que se vivía en un espectacular 5 de septiembre.

Si es verdad que a partir del min 25 de la primera parte la afición se fue apagando debido al ritmo de juego, Manolo «El del Bombo» empezó a recorrer el campo para levantar a la afición para animar a España y sobre todo para hacerse una foto con el mítico animador. Más tarde entraría en juego el leones Magín quien quiso poner su granito de arena y apoyar no solo a España sino al equipo de la ciudad al grito de «Cultural…Cultural». Poco a poco el final de la primera parte llegaba y los aficionados se sentían encantados de lo que estaban viendo.

Foto: Javier García
Foto: Javier García

La segunda parte empezó con el cambio de Nolito protagonista por Thiago e igual de animada que la primera, la afición estaba encantada con la Selección Española quien en la segunda parte empezaba a regalar minuto a minuto esas perlas futbolísticas por las que se ha caracterizado la selección. Aunque de perlas no se vive la afición leonesa explotó de ilusión con el segundo gol, tenían ganas de celebrar de disfrutar en un ambiente inmejorable y sin nada que repudiar.

Poco después la selección quiso continuar con la fiesta y empezar el no parar de goles, tras los goles de Costa y Sergi Robert, Silva, superando a Morientes como máximo goleador, Vitolo, debutando en su casillero con la selección y Costa, haciendo su particular doblete, ponían el 5-0 en 10min y convertía al Reino en un no parar de animar.

Tocaba el turno de empezar a cambiar a los «Héroes» del encuentro. Costa salió ovacionado del estadio y entró en su lugar Alvaro Morata que se ganó una ovación aun mayor que la de costa. Morata que se sitió arropado no duro en picar el área de Liechtenstein hasta que en el 82 y 83 firmó su doblete para devolver el saludo a la afición.

Foto: Javier García
Foto: Javier García

Más tarde y con el partido sentenciado se retiró un Vitolo que escribió su nombre en León, firmando uno de los mejores partidos en la selección y sobre todo marcando el gol con el que abrió su cuenta particular. En su lugar entro el ya español Marco Asensio quien se llevo una ensordecedora afición por León. Pequeños gestos que se cerrarían con el octavo gol de la selección a manos del mago de Arguineguín que volvió a dar un recital de buen fútbol en León.

La afición vivió un enorme partido de «La Roja» en en Reino de León y este con los más de 13 mil aficionados brindó a la RFEF a los jugadores y al mundo una nueva imagen de cordialidad, simpatía y sobre todo de disfrute. Lejos ya queda la imagen de la afición pitando a Gerard Pique o sentada en sus asientos sin otro sonido que el abrir de las pipas, imagen que esperemos no se repitá.

Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

FOTOGALERÍA | La Cultural doblega a una dura Bañeza

El conjunto morado se medirá el próximo miercoles al filial de la Cultural, antes de comen…