Inicio Opinión Opinión: ¿Involucionamos o Evolucionamos?

Opinión: ¿Involucionamos o Evolucionamos?

1
4

Hoy es un día especial para éste que suscribe estas palabras, estas reflexiones, estas vivencias, estas preocupaciones, estas inquietudes. Debuto en esta «cancha «, desde la libertad y el convencimiento, que mi privilegiada posición en este balcón “desde la grada”, me permite contemplar.

Sí amigos, es el balcón de la preocupación por los acontecimientos, cada vez más reiterados y tristes que oteo, vivo y padezco en las canchas de baloncesto. Vayamos por partes.

Como asiduo visitante a los partidos de basket, unas 40 semanas al año, 40 jornadas una tras otra, no deja de asombrarme con gran preocupación por el penoso espectáculo que en las gradas se vive. Sí, en las gradas. Ni más ni menos que unos padres, abuelos,amigos, etc, de los jugadores, que en vez de animar, jalear, alentar a su equipo, han optado por la violencia verbal, el insulto, la descalificación personal, el odio, el desprecio, etc.

Los valores y principios que les infunden de respeto, solidaridad, educación,juego en equipo…..los hacéis desaparecer por arte de magia con vuestra penosa actitud.

Se están transformando las gradas en esperpénticas corralas decimonónicas, dónde lo que prima no es la deportividad o el fair play, sino que son reductos donde los asistentes, los menos también hay que decirlo pero con más virulencia, emplean el tiempo del partido en sutilezas hacia el equipo arbitral, jugadores rivales y a todo el que se menee.

Queridos padres, sólo pretendo recordaros que estáis en un recinto deportivo donde el fin, es competir legalmente por un triunfo. Pero vosotros os habéis eregido en juez y parte, en juez y verdugo, en voces anónimas gritando y acordándoos de las familias de las personas que nos ponemos un uniforme y un silbato. Os tomáis la licencia gratuita de cuestionar cualquier decisión arbitral, hecho legítimo por cierto, pero no vendría mal que leáis el Reglamento al menos una vez.

No reparáis en insultar a todo el que se mueve en la pista, a la afición rival…..etc. Os estáis convirtiendo con esa actitud en verdaderos monstruos para vuestros hijos. Echáis por tierra la labor pedagógica y de formación que los entrenadores practican con vuestros hijos durante los entrenamientos de la semana.

Id a animar, silbar o abuchear pero nunca a faltar el respeto, amenazar o generar violencia gratuita.

NO os dais cuenta, queridos padres, que mientras vuestros hijos EVOLUCIONAN como jugadores y sobre todo como personas, vosotros INVOLUCIONÁIS. Por eso queridos padres, también yo lo soy, os pido desde este privilegiado balcón, un cambio radical en vuestro comportamiento.

Deseo y espero que nunca se llegue a la prohibición del acceso a las canchas de los padres aquí reflejados. Sería muy triste para este gran deporte, pero en vuestras manos está, en este caso en vuestras lenguas.

No quiero despedirme de esta grada sin agradecer a quién me ha brindado la oportunidad de poder juntar estas palabras, Javier García.

Desearos de corazón que avancéis, que disfrutéis, que hagáis de este gran deporte un ejemplo de caballerosidad y juego limpio.

Gracias, queridos padres y que el cambio hacia la evolución os acompañe.

Firmado: Santos García

Compártenos

Un comentario

  1. Juan Manuel

    19 octubre, 2016 en 5:52 pm

    Si señor,
    Lamentable espectáculo en muchas, muchas ocasiones. Mucho más sangrante aun cuando son en categorías inferiores, dónde los padres se comportan como energúmenos mientras que son los niños los que además de jugar y divertirse, aprenden que en la competición está el objetivo del juego, y no tanto en el resultado final.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

OPINIÓN: El discurso del método culturalista

La Cultural sigue con su racha de victorias pero sigue sin convencer. La Cultural espera a…