Inicio Destacado Las aguerridas damas de San Esteban

Las aguerridas damas de San Esteban

0
0

Hola a todos nuevamente, otro año nos ha regalado el calendario. Sigo como veis en mi balcón de privilegio, desde esta grada vuestra.

Casualidades de la vida, del destino, de la caprichosa historia nuestra, ésta ha querido que en la calle Dama de Arintero de León radique la casa de estas damas que voy a referiros. Una puntualización histórica antes de proseguir, que veréis como concatena con la realidad que os voy a relatar:

Para algunos la vida de aventuras de la Dama de Arintero es verídica, contextualizando su biografía en el siglo XV. Pero para otros es una historia cargada de tintes de leyenda. Pasó a la historia, o a la leyenda, cuando se convirtió por necesidad en una guerrera al servicio de los reyes Isabel y Fernando para hacer frente a Alfonso V, monarca de Portugal.

Es llamativo que la casa de estas heroicas damas, de estas amazonas, esté ubicada en la calle con nombre de tal heroína histórica o de leyenda. Sí queridos lectores, hablo del templo del baloncesto femenino de León. Del pabellón San Esteban. Aquí conviven, cohabitan, se fusionan distintas generaciones de mujeres, desde los 6 años hasta los…”taitantos”. Este recinto inexpugnable es testigo directo de las batallas, las luchas, las derrotas y las victorias de estas mujeres.

Todas ellas se apiñan en torno a sus instructoras, maestras, confidentes, madres y padres en muchas ocasiones, amigas, pero sobre todo, su gran familia naranja. Sí León, hablo del C.B. AROS. Este club, esta familia ha dinamitado al ilustre Pedro Calderón de la Barca en su obra cuando relata: “¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.”

Pues estas féminas han despertado de un sueño dulce, anhelado, luchado, para convertirse en únicas, excepcionales, imbatibles, invictas, de esa gran batalla que es la Liga Femenina 2. Quiso el destino que esta empresa acometida hace 20 años reciba al 2017 con todos los honores posibles y poco reconocidos.

Desde la Cuna del Parlamentarismo baloncestístico, sus protagonistas han hecho historia. Por desgracia no son reconocidos sus méritos como debieran. Por eso éste que os quita unos minutos, quiere y pretende que en León, en España, se haga justicia honorífica a los logros de estas jabatas. Me lleno de orgullo e incluso de vanidad, de poder ser testigo de primera fila de cómo

trabajan, como ríen, como disfrutan, como viven su pasión naranja por ese símbolo olímpico que son los “AROS”. Su querido club del alma. Todo reconocimiento es poco a su labor, a su bien obrar.

A estas alturas de este despertar de un sueño hecho realidad, me pregunto:¿Estaremos preparados para tocar, acariciar y vivir la gloria de la LF1? Espero y deseo que la ciudad de León, sus verdaderos aficionados a este bendito deporte, seamos capaces de estar a la altura de los logros de este club.

Lo que estáis haciendo es indescriptible, es pura pasión, dedicación, compromiso, complicidad entre vosotras y vuestra afición. Ojalá el deporte femenino en León tenga el lugar de privilegio que le corresponde y no se le otorga.

Quiero despedirme con 5 nombres, los mismos 5 aros olímpicos, ironía, de este gran equipazo : Lucía, Pilar, Hanna, MOSES y todas las MUJERES que habéis formado parte de este sueño hecho realidad y de las que lo componéis actualmente.

Por último queridas chicas, agradeceros que la historia presente y futura del basket femenino leonés esté en tan buenas manos y muñecas. Manos de damas y corazón del más noble y valiente guerrero. Gracias por ser mis damas de Arintero.

Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendamos

La Ponferradina calienta motores en Toledo

Segunda victoria conscutiva de la Ponferradina y primera a domicilio después de un año sin…