Inicio Motor Formula 1 Yusuke Hasegawa: “Es difícil expresar lo duro que es. Estoy enormemente decepcionado”

Yusuke Hasegawa: “Es difícil expresar lo duro que es. Estoy enormemente decepcionado”

0
0
  • El director de Honda analizó en una entrevista la presión mediática muy intensa que sufren y reconocen que la solución no llegará pronto.

Honda vive en una presión mediática muy intensa. Una presión que generan tres aspectos: la expectación que creó su regreso a la F1, estar unido a un histórico (y ganador) equipo como McLaren y, sobre todo, haber fracasado durante dos años y el inicio del tercero.

Por ello su jefe, Yusuke Hasegawa, camina con aspecto derrotado, cansado y estresado. Y se sinceró.

“Es muy duro, muy duro”, reconocía al hablar de su situación. Tan complicado que no cabe en palabras: “Es difícil expresar lo duro que es. Estoy enormemente decepcionado”. Y, de primeras, entonaba el ‘mea culpa’: “Por supuesto que notamos que la mayoría de fallos venían de la unidad de potencia”.

Tras un primer año muy negativo, probablemente el peor de la historia de McLaren, el equipo inglés completó un 2016 esperanzador en el que no llegaron al nivel que se espera de ellos pero sí estuvieron regularmente en puntos, terminando entre los diez primeros en pilotos, con Alonso, y ocupando la sexta plaza en el campeonato de escuderías.

Se enfrentaban al cambio de reglamento y a la libertad de desarrollo de motor con una reestructuración de la unidad de potencia al estilo Mercedes en el que abandonaban el concepto ‘talla cero’. Incluso creían que llegarían a las prestaciones del motor del equipo de las flechas de plata del año pasado. Sin embargo, la pretemporada demostró, en pocos días, que 2017 tampoco será el año.

La tensión entre Honda y el equipo al que suministran crecieron antes incluso de empezar el campeonato. Hasegawa deja ver que el motor no es la causa única de todos los males de McLaren, pero admite que sí la mayor: “Es justo decir que no todo viene de nuestra unidad de potencia. Pero desde el punto de vista del rendimiento, la mayor debilidad es nuestra unidad de potencia. Estamos muy decepcionados”.

Y da la clave del fallo: subestimaron la dificultad de cambiar el motor buscando más potencia sin dañar la fiabilidad: “Pensamos que era demasiado fácil, y fue demasiado difícil lograr la nueva tecnología, ese fue mi error”.

Más concretamente, la causa fue que lo que probaron en el banco de pruebas no funcionó en la ‘realidad’, una muestra más de que Honda puede poner un circo y no preocuparse, le crecerán los enanos: “Progresamos con el monocilindro en el banco de pruebas, pero cuando completamos el motor V6 surgieron muchos problemas”.

“Logramos un buen nivel con el monocilindro, pero cuando pasamos exactamente la misma especificación al motor V6 no funcionó”.

Y se quedaron sin tiempo: “Nos decepcionó mucho, pero ya era demasiado tarde, nos dimos cuenta en Navidad. Desde enero intentamos entenderlo. Después de entender los problemas era el momento de confirmar la especificación final, y tuvimos que comprometernos”.

La unidad de potencia presenta demasiadas vibraciones, algo que no sintieron durante las pruebas previas a la pretemporada. “Lo único que puedo decir es que en las pruebas del dinamo, banco de pruebas, no tuvimos un problema así, tan grande. Cuando añadimos la caja de cambios, los neumáticos y la transmisión tuvimos algo de resonancia. No estoy culpando al chasis, tuvimos que darnos cuenta también en el banco de pruebas”, explicó.

Lo que quedó fue lo que se ve, un motor incapaz de rendir a su máximo potencial y que deja a McLaren a merced de lo que Alonso y Vandoorne puedan exprimir de más. ¿La solución? Hasta la carrera de España o Mónaco no la esperen: “No podemos utilizar todo el potencial del motor y no podemos hacerlo sin exceder el límite de durabilidad. Lo que tenemos que hacer es transferir esa tecnología al V6. Y aunque tenemos que mejorarlo, confiamos en poder conseguirlo”

“Si encontramos una solución, tendremos que cambiar el motor para la quinta o sexta carrera, así que realmente espero actualizar nuestra especificación antes de eso, o en ese periodo de tiempo”.

Con todo esto que conclusión sacamos.

  1. Honda es sincera, reconoce su culpa y su sinceridad es muy preocupante.
  2. Mintió a la escudería prometió algo que no analizó debidamente.
  3. La falta de comunicación se hace palpable y lo que no se ve en cada compañía les está llevando al precipicio.
  4. La filosofía Japonesa en estos momentos está muy alejada de lo que es realmente la F1 y la solución pasa por una restructuración de la compañía.
Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

¨El matador ¨conquista el Dakar 2018

Carlos Sainz a sus 55 años ha conquistado su segundo DAKAR, en motos Gerard Farrés fue el …