Inicio Fútbol 2a División B Sin ganas de jugar

Sin ganas de jugar

0
0
    • La SD Ponferradina perdió 3-0 con el Osasuna Promesas en tierras navarras
    • Los bercianos llegaron sin opciones de Play-Off tras la victoria del Pontevedra ante la Arandina

Como una hoja que flota en el agua. Así saltó el equipo de Álvarez Tomé al césped del campo El Tajarón. Los blanquiazules ya se sabían matemáticamente fuera de la fase de ascenso a la división de plata, objetivo marcado a inicio de temporada. Unas horas antes, la última plaza se la había asegurado el Pontevedra, venciendo en casa por 2-1 a una descendida Arandina, dejando sin opciones de épica a los de El Bierzo.

Conociendo las malas noticias, el conjunto de la capital berciana se presentó ante un Osasuna Promesas que con una victoria aseguraba la permanencia, por tanto, con mucho en juego para los rojillos, que no dudaron en provechar el mal momento anímico de la Ponfe para anotar dos goles durante la primera mitad, dejando sentenciado así el encuentro con el ultimo tanto a 12 minutos del final

Con este resultado, el filial rojillo sella su permanencia, ocupando la décima posición con 47 puntos, habiendo ganado tres puestos con esta victoria. Por su parte, la Ponferradina sigue en la quinta posición, con los mismo 54 puntos que comenzó la jornada y con una plaza en la próxima edición de la Copa del Rey más que asegurada.

Partido por compromiso

Como quien se encuentra en un acto al que nunca quiso ir, así saltó la Ponfe al campo, mirando el reloj desde el primer minuto, esperando porque el final llegase lo antes posible. Una postura que generó mucho respeto en el Osasuna. Los rojillos comenzaron a tantear el terreno con más dudas que certezas, hasta darse cuenta que no encontrarían grandes obstáculos en el encuentro.

Así llegaría el primer tanto, tras un fallo defensivo de gravedad por parte de Xisco Campos, que dejaba solo ante Dinu a Alex Sánchez. El atacante no dudó en aprovecharlo y encender a la grada de Tajonar, que se daba cuenta que su equipo avanzaba a pasos agigantados hacia la salvación en apenas 12 minutos de partido.

Solo siete minutos más tardes, Jaime pondría el segundo, aprovechando la inferioridad numérica de los bercianos, que habían perdido por lesión a Miguel Núñez. Alex Sánchez asistiría al delantero para que aumentase las diferencias en el marcador. Para mayor desgracia, el central de la Ponfe no podría volver al verde, siendo sustituido minutos más tarde por Chavero.

A partir de ese momento, el Osasuna calmó el encuentro, una calma que casi le cuesta el gol, apareciendo Irigoyen para evitar el descuento blanquiazul. Ante esto, decidió devolver el golpe el equipo navarro, pero Dinu sacó los galones a relucir y evitó el tercero, para acabar la primera parte con 2-0 en el luminoso.

Mismo guion

Tras el paso por la caseta de vestuarios, ambos equipos salieron con las mismas líneas de la primera parte: Un Osasuna Promesas que controlaba el encuentro y una Ponferradina que esperaba casi con desesperación el final del encuentro. Ante esto, ambos equipos se encontraron cómodos con el resultado, intercambiando golpes esporádicamente, pero sin mostrar excesivo interés en la puerta rival.

Esta situación se vio agravada e incrementada con la expulsión de Gonzalo, obligando a Tomé a realizar todos los cambios, dando entrada a Goldar y Caiado, buscando una reacción que frenase el incesante ataque rojillo que tenía el control absoluto de la pelota y del encuentro.

Un control que acabaría por poner el 3-0 en el marcador por la mediación de Antonio Otegui. El jugador del Promesas colocó con un potente disparo el balón en la misma escuadra, muy lejos del alcance y de las posibilidades de Dinu, clausurando el encuentro, otorgando la permanencia de su equipo y poniendo fin a la agonía berciana.

La SD Ponferradina se despedirá de un mal año ante su afición frente al Tudelano.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Tablas en el Reino en una fría tarde de octubre

Un chupinazo de Luque al larguero en el último suspiro, a punto de cambiar el partido El N…