Inicio Destacado El Astorga se queda en la línea

El Astorga se queda en la línea

0
0
    • Los maragatos se quedaron a un gol de subir la categoría tras un partido con muchos problemas

Tristeza e impotencia en La Eragudina. Ese es el resumen de los minutos finales del encuentro, tras el pitido final del colegiado, que condenaba al Atlético Astorga a una temporada más en Tercera División. Y es que, pese al gran partido vivido en el coliseo verde, los maragatos no han sido capaces de finiquitar su gran temporada con el ascenso a la división de bronce

En un encuentro muy influenciado por la mala actuación arbitral, que benefició y perjudicó a ambos equipos, los vascos supieron hacer su juego para acabar venciendo gracias al gol de Conde al inicio del partido, pues, pese a los dos goles de Roberto Puente, la igualdad en el resultado global beneficiaba a los chicos de Arkaitz Lakanbra

El Astorga no entraba en el partido

Los primeros minutos fueron tensos para los verdes, que vieron como el joven filial del Éibar saltaba al césped de La Eragudina con las ideas más claras que ellos. Esto provocó que en la portería de Kike Reguero se creasen pequeñas ocasiones de peligro que acabaron con el gol de Conde, delantero del CD Vitoria, que silenciaba a la afición astorgana.

Lejos de encajar mal el golpe, el Atlético Astorga supo reaccionar, sabiendo que el tiempo se le agotaba y necesitaba los tres goles para volver a Segunda División “B”. Por ello, de la mano de Javi Amor y Diego Peláez, el Astorga golpeó una y otra vez la portería defendida por Areitio, pero sin éxito alguno. Esto, sumado a la esperpéntica actuación arbitral, comenzó a desesperar tanto a aficionados como jugadores.

Una desesperación que se sumó al cabreo, que acabó con Miguel Ángel Miñambres expulsado tras el gol de Roberto Puente. El delantero anotaba tras una asistencia lateral de Emilio, un gol que daba ilusión al Astorga pero que poco duraba. Pues antes de cumplirse los 45 minutos de encuentro, y pese al tiempo perdido en las trifulcas de los jugadores, el colegiado finiquitaba la primera mitad, algo que sacaba de quicio a un ya enfadado Miñambres, quien encaraba a la arbitra y acababa en la calle.

Asedio verde

Tras la visita a la caseta de los vestuarios en el descanso, el guion del encuentro cambiaría, saliendo un CD Vitoria mucho más defensivo y el Astorga en busca de la portería para descontar al menos uno de los dos goles que necesitaba lo antes posible.

Tendría numerosas ocasiones, siempre en las botas de sus dos extremos, pero no sería hasta los minutos finales, cuando a pierna izquierda, Roberto Puente clavó un golazo que permitía soñar al Atlético Astorga que tenía 10 minutos para un tanto más. Un tanto que nunca llegaría y que obliga a los maragatos a permanecer una temporada más en Tercera División

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Un error defensivo que costó dos puntos

Pese a un juego más llamativo, la Cultural no consiguió culminar de manera correcta el enc…