Inicio Fútbol 2a División B Dinu, cerrojo blanquiazul

Dinu, cerrojo blanquiazul

0
0
    • El portero rumano mantiene el gran nivel con el que cerró la última campaña y sigue firmando grandes actuaciones que le valen puntos y partidos a su equipo

La Sociedad Deportiva Ponferradina cuenta con una gran virtud defensiva, una virtud con nombres y apellidos: Dinu Moldován. El portero del conjunto berciano, que disputa ya su quinta temporada con la elástica blanquiazul, se ha vuelto pieza fundamental en los esquemas de los distintos entrenadores que han pasado por el banquillo de El Toralín en los últimos años.

Y es que el internacional por Rumanía se ha hecho grande en la adversidad del equipo de El Bierzo, subiendo su nivel para ayudar al equipo en sus peores momentos, siendo uno de los jugadores más importantes durante la última campaña, ya fuese con Herrero, con Munitis o con Álvarez Tomé al mando. De hecho, pese a la mala campaña de los ponferradinos, el guardameta fue capaz de dejar la puerta en cero hasta en 13 ocasiones, salvando al equipo en más de una ocasión con espectaculares vuelos a lo largo y a lo ancho del marco que protege.

Pero sus actuaciones de excelso nivel no han acabado con la temporada 16-17, el guardameta ha exportado su nivel a la nueva campaña, sumando ya cuatro porterías imbatidas en el presente año deportivo, habiendo disputado únicamente seis encuentros oficiales. Únicamente el UD Sanse en la derrota de la primera jornada y el Real Madrid Castilla en la tercera, han conseguido perforar las redes del rumano. Ni el Racing de Ferrol ni el Rayo Majadahonda en Liga ni los rivales coperos, el Rápido de Bouzas y el Atlético Baleares, han sido capaces de vencer a Dinu Moldován, permitiendo esto que la Deportiva sume puntos en los dos partidos ligueros (4 pts) y se plante sin haber recibido gol en la Tercera Ronda de la Copa del Rey. De hecho, los cuatro partidos en los que la portería del rumano ha acabado inmaculada han sido en la casa de los bercianos, en El Toralín.

‘Parapenaltis’ Moldován

Para más mérito del portero en sus aportaciones al equipo, el conjunto berciano cuenta con un plus a la hora de disputar los partidos. Y es que su portero cuenta con una habilidad especial para detener las penas máximas, sumando actualmente la escalofriante cifra de cuatro penaltis consecutivos detenidos.

Ni Deivid en la Primera Ronda copera, cuando el conjunto de la capital berciana ganaba solo por la ventaja mínima, ni Julen Colinas pudo empatar el duelo amistoso de pretemporada entre leoneses y bercianos. Tampoco podría Mateu al final de la campaña pasada, cuando el Pontevedra perdería con la Ponferradina y vería peligrar la cuarta plaza. Y tampoco podría unas semanas antes el Mutilvera en el loco partido que acabaría con victoria por 3-2 para los bercianos.

Ninguno de los cuatro últimos penaltis pitados en contra ha podido perforar las mallas del guardameta internacional, que como se ha mencionado con anterioridad está gestando su leyenda con la elástica blanquiazul y volviéndose, con razones de sobra, uno de los idolos de la afición de la Deportiva.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

La Cultural no empieza con buen pie, pero si buenas sensaciones

Jose Manuel Airá «Hemos tenido cosas buenas, y otras que debemos mejorar. La línea de trab…