Inicio Balonmano ADEMAR Sigue la mala racha del Ademar

Sigue la mala racha del Ademar

0
0
  • El Abanca Ademar volvió a caer derrotado (20-26) en el Palacio de los Deportes en un partido que se le atascó desde los primeros minutos.
  • Jose Javier Hombrados fue un muro que secó al ataque leonés, al cual se le ve que sigue acusando la duplicidad de partidos que supone disputar la Champions.

El Abanca Ademar volvía al Palacio y a la Liga Asobal con la idea de recuperar sus señas de identidad y volver a la senda de la victoria como ya hiciera en Zamora, pero el Guadalajara no estaba por la labor de ponerle las cosas fáciles a unos leoneses con muchos kilómetros en sus piernas. Tanto es así que el equipo de Rafa Guijosa sufrió una dura derrota por 6 goles de diferencia  (20-26) más dura por las formas que por el fondo.

Desde antes de que comenzara el partido se sabía que la victoria iba a estar en las porterías, y así fue. Nada más comenzar el encuentro, los extremos leoneses vieron como un hombre de 45 años de cuyo nombre no quieren acordarse les tapaba todos los huecos y solo era posible hacerle gol desde los 7 metros. La defensa leonesa no era menos y permitía obtener a los locales una renta de 3 goles que obligaba a los alcarreños a parar y coger aire.

Con un 8-6 en el marcador volvió a aparecer “Jota” Hombrados para empezar a detener todo lo que llegaba a su portería y a animar a sus compañeros para remontar a un Ademar que poco a poco se iba secando y que sufrió un parcial de 0-4 que obligó a Guijosa a pedir tiempo muerto. Tanto es así que el equipo visitante llegó al descanso con un 9-12 en el marcador.

La segunda parte continuó por los mismos derroteros que finalizó la primera, con imprecisiones maristas debido a sus prisas y a sus nervios fruto del resultado y del cansancio, más que visible. Mientras los leoneses se hundían, Víctor Vigo y Javi García seguían percutiendo la portería de un Biosca que entró en la segunda mitad y casi no apareció.

En el otro lado Hombrados seguía con lo suyo y la diferencia seguía aumentando hasta los cinco goles (14-19 min 45). Rafa Guijosa intentó cortar la sangría subiendo al avanzado a Jaime Fernández en un primer momento y luego con Seba Simonet en un arriesgado 4-2, pero hoy nada funcionaba.

Como con una mala pesadilla, lo único bueno del partido fue el final porque en los últimos diez minutos no salía nada, para desesperación del respetable leonés que veía como se escapaba otro triunfo en un Palacio antaño inexpugnable.

Sonó el bocinazo final y el Quabit Guadalajara lo celebró como si hubiesen ganado un título, conscientes de que una victoria en tierras leonesas siempre es algo más que dos puntos. Esta derrota deja a los leoneses muy tocados, pero no les queda otra más que recuperarse cuanto antes, ya que el domingo se enfrentará al Bucarest en tierras rumanas.

Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendamos

La Ponferradina calienta motores en Toledo

Segunda victoria conscutiva de la Ponferradina y primera a domicilio después de un año sin…