Inicio Destacado La Virgen del Camino necesita vencer para seguir escalando

La Virgen del Camino necesita vencer para seguir escalando

0
0
  • La Virgen del Camino se desplaza hasta el Burgo de Osma para seguir subiendo escalones en la clasificación tras el empate del Tordesillas y la derrota del Beroil Bupolsa.

De nuevo La Virgen del Camino tiene ante si la posibilidad de seguir subiendo escalones en la tabla clasificatoria, y asegurar ya esa décima posición que tiene actualmente el cuadro virginiano, después de tres jornadas sin perder, la última de ellas con empate, el cuadro de Roberto Carlos quiere seguir adelante y traerse de Soria una victoria que le valdría al menos para escalar hasta la novena plaza que actualmente ocupa el Zamora C.F.

En frente tendrá a uno de los equipos que se encuentra en los puestos de descenso el S.C. Uxama no pasa por su mejor campaña y a pesar de los malos resultados el cuadro burguense puede decir que las decisiones arbitrales y la mala fortuna lo han condenado a estar ahí abajo. Y las estadísticas no son nada halagüeñas para ellos; en lo que llevamos en liga todavía no han ganado a casa y tan solo han cosechado dos empates, uno de ellos en el Derby provincial contra el Numancia B, es su peor resultado desde la temporada 95/96 donde estuvo hasta nueve partidos sin conocer la victoria en su feudo.

Por ello Roberto Carlos debe extremar las precauciones y salir muy centrado al terreno de juego. De sus cuatro enfrentamientos hasta ahora el conjunto verdiblanco ha sumado dos victorias, un empate y una derrota, de los cuales una victoria, y el empate fueron en casa del Burgo de Osma. Así que el peligro es real y todos sabemos que el cuadro virginiano puede darnos la sorpresa.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Una acertada estrategia de Mercedes da la victoria a Hamilton

Por Miguel Calvo Caballero y Jorge Caballero Ruiz   El fin de semana comenzaba de man…