Inicio Balonmano ADEMAR Simonet consigue una victoria en el último segundo

Simonet consigue una victoria en el último segundo

0
0
  • El Abanca Ademar venció este miércoles a unos de sus rivales directos en la pelea por puestos europeos en uno de sus partidos más serios en ataque.

El equipo de Rafa Guijosa consiguió una importante victoria en la Liga Asobal (32-31) que le hace acercarse, aún más, a las posiciones de cabeza, gracias al nuevo tropiezo del Helvetia Anaitasuna en tierras conquenses (29-27). El equipo marista consiguió dos puntos vitales en sus aspiraciones ligueras gracias a un gran trabajo ofensivo en un partido que fue un correcalles.

De menos a más

Los leoneses saltaron al Palacio con imprecisiones y dudas en ataque, hecho que fue aprovechado por el Granollers para empezar el partido con una marcha más. Tras esos primeros minutos de dudas, apareció la figura Nacho Biosca, con paradas clave, y los posteriores goles de contraataque culminados por un omnipresente Mario López.

La primera ventaja ademarista no llegaría hasta el ecuador de la primera mitad, cuando un gol de Costoya hacía que el equipo comenzase a reaccionar. El Palacio comenzaba a empujar y Rama decidía pedir un tiempo muerto para evitar que se le escapase el partido (12-10)

Los leoneses seguían con su buen hacer defensivo, ayudado por las paradas de un inspiradísimo Nacho Biosca y mantenían las diferencias en dos goles. Costoya seguía liderando el ataque leonés y penetraba en la defensa vallesana a su antojo, consiguiendo llegar al descanso con una diferencia de tres goles (18-15).

La segunda unidad tomó el mando

Rafa Guijosa decidió introducir cambios en la segunda mitad, pensando quizás en el decisivo partido de Noruega de este fin de semana y las rotaciones funcionaron. Los hermanos Pérez Arce consiguieron cinco goles en quince minutos de partido para conseguir mantener las diferencias en tres tantos (27-24).

El Granollers no quería dar su brazo a torcer tan rápido, lo que supuso que subiesen el nivel en defensa y consiguieran acercarse en el marcador. La defensa intensa es un arma de doble filo y en este caso, no les salió bien ya que, Álvaro Cabanas recibía una tarjeta roja en el minuto 20 por una falta sobre Jaime Fernández que obligaba a hacer intervenir al cuerpo médico y retirar al jugador leonés en camilla.

Últimos minutos de infarto

Según pasaban los minutos, el marcador se apretaba cada vez más, lo que hacía que ambos equipos luchasen todas las jugadas y que el Palacio comenzase a volver a rugir para llevar a su equipo en volandas. El partido llegaba al minuto 23 con empate a 28 en el marcador y las espadas en todo lo alto, en unos minutos solo aptos para valientes.

Los catalanes consiguieron adelantarse en el marcador, para desesperación de un banquillo leonés que veía como se le podían escapar más puntos del Palacio en los últimos minutos. Rafa Guijosa reaccionaba con un tiempo muerto en el minuto 28 (30-31) que le servía a Seba Simonet para volver a poner el empate en el luminoso.

Un penalti fallado por David Resina el minuto 29:30 dejaba el partido en empate a 31 y con balón para el Ademar para ganar el partido. Una jugada de fantasía entre Juanín García y Simonet culminaba con una vaselina del argentino, que conseguía hacer temblar los cimientos del Palacio de los Deportes y mantener los dos puntos en casa.

 

Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendamos

La Ponferradina calienta motores en Toledo

Segunda victoria conscutiva de la Ponferradina y primera a domicilio después de un año sin…