Inicio Fútbol CyD Leonesa OPINIÓN: Crónica de un descenso anunciado

OPINIÓN: Crónica de un descenso anunciado

0
0
  • Tras la derrota en Los Pajaritos ante el Numancia, la Cultural y Deportiva Leonesa se convierte en equipo de Segunda “B”
  • Un descenso marcado por una serie de fichajes catastróficos y un estilo de juego que nunca terminó de funcionar

Con el silbatazo final en Lugo, y tras haber finalizado previamente su partido en Soria, la Cultural Leonesa se quedaba sin milagro, y tras haber tardado 43 años en retornar a la división de plata, los leoneses tardaban solo uno en salir de ella. Lagrimas y decepción entre aquellos jugadores que más involucrados se encuentran con el proyecto, así como en los cerca de mil aficionados que se habían desplazado a tierras castellanas, quienes entremezclarían esta tristeza con signos de evidente enfado.

Un enfado más que justificado, y en más de un caso, hasta parece corto. Tras una sola temporada en el fútbol profesional, el club leonés ha dejado numerosas muestras de que la categoría se le quedaba grande, dentro y fuera del terreno de juego. Una experiencia que esperemos que haya servido para, ahora, tomar este descenso como una oportunidad de sustituir estas piezas rotas del proyecto para poder retornar con más fuerza.

Para ello, hay que recordar, que con una mano en el dinero de Aspire Academy, y otra en la compensación que destina la Liga Profesional de Fútbol a los equipos descendidos, es más que probable que los leoneses sean unos de los conjuntos con mayor presupuesto de cara a la próxima campaña en la categoría de bronce. Un dinero que, utilizado convenientemente, podría tener como resultado una corta estancia en el tercer escalón del fútbol español.

Los hombres de la debacle.

Con miras al objetivo de volver cuanto antes, los de León deberán aprender de sus errores, el primero de ellos, y quizá el nombre más señalado a lo largo de la temporada, el de Oscar Cano. Un Director Deportivo sin experiencia alguna, que desguazó sin piedad a uno de los mejores equipos de la historia de Segunda “B” para sustituirlo por piezas sueltas que nunca terminarían de cuadrar.

Movimientos inexplicables en verano, tanto en los jugadores que venían, véase el claro ejemplo de Manu Rodríguez, el orgullo a la hora de intentar mantener a más de un jugador, la ineficaz búsqueda de una estrella que ocupara el puesto de Gallar o el surrealista baile de delanteros  que acabó en el mercado invernal con parches sueltos. Una mala gestión que acabó con el experimento fallido de Ideguchi, o la llegada de un delantero que no sería capaz de anotar un solo gol, como es el caso de Iban Salvador.

Todo eso señala, y alguna otra cosa más, señala a Oscar Cano como uno de los principales culpables de esta debacle, donde el segundo señalado, incluso increpado por ello tras haberse consumado el descenso, es Rubén De la Barrera, un entrenador que ha pasado del cielo al infierno en tan solo un año.

Y es que, con su negativa de adaptar el estilo de juego a las cartas que se le daban, el estratega decidió apostar por su forma de juego, dando más importancia a los medios, que era desarrollar un fútbol vistoso y que ha sido alabado por más de un entrenador, al fin, que era la obtención de los tres puntos. Un camino elegido que ha llevado a la Cultural Leonesa a Segunda “B” y al técnico gallego lo acerca a la Primera División de la mano de la Real Sociedad.

Así, si se confirmara esta salida del técnico al banquillo txuri-urdín , el proyecto culturalista quedaría cojo, a expensas de la llegada de un nuevo entrenador que reconstruya el equipo y lo rearme con la ‘Operación Retorno’ como objetivo, y si hay suerte para los leoneses, que sea también la llegada de un director deportivo que, a ser posible y si no es mucho pedir, tenga experiencia en sus labores, para que juntos sigan este maravilloso proyecto que ha vuelto a ilusionar a la ciudad de León y a generar culturalismo por las esquinas.

Un proyecto que, con el cariño de la gente, esperemos, sepa sustituir las piezas rotas que fallan y continuar su camino, y en caso contrario, si se confirmasen los rumores de Cano como sustituto de De la Barrera, que Dios ampare a la Cultu, que ese camino ya lo vimos hace dos años en Ponferrada y ya sabemos como acaba.

 

Compártenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

OPINIÓN: El deporte, ¿qué es?

Conjunto de ejercicios, la mayor parte dirigidos por un entrenador que persiguen un objeti…