Inicio Fútbol Se acabó implorar a La Virgen del Camino

Se acabó implorar a La Virgen del Camino

0
0
  • La Virgen del Camino se desplaza mañana hasta Cebreros (Ávila) para enfrentarse a la Cultural y Deportiva Cebrereña a partír de las 18.00 h en El Mancho.

Comienza una liga cargada de ilusión para La Virgen del Camino, el cuadro de Roberto Carlos, quiere dejar atrás las campañas tan sufridas que ha vivido el cuadro virginiano y dar ese salto de calidad necesario que le sirva para conseguir auparse a los puestos de play-off de ascenso que tantos años se les lleva resistiendo por diversos motivos. Pero para ello no solo vale con hacer plantilla, también tiene que haber una afición que esté detrás apoyando a un conjunto que necesitará ánimos en un año tan complicado.

Pero en lineas generales los verdiblancos llegan a la competición en plena forma, un cuadro saneado, con muchos fichajes a lo largo de este verano, una estructura nueva, con una defensa muy buena y sobre todo rocosa, la cual hará que todos los equipos de la competición lo pasen mal para poder llegar a puerta. Y es que en esta pretemporada salvo el Onzonilla el resto de equipos le ha costado o le ha sido imposible marcar. Claro ejemplo son los partidos contra la S.D. Ponferradina «B», el Bupolsa, contra el Real Valladolid «B» empataron.

Números que dan respeto y que aunque el resto del mundo los quiera tapar o incluso el propio club parezca que no se ha querido desmarcar demasiado para no dar mucho el cante, todo hace presagiar que este año Los Dominicos va a ser un estadio pesadilla o un verdadero infierno. Tampoco hay que olvidar que hay delante de este equipo, su capacidad de gol que otros años venían faltando, han sido resueltas en esta pretemporada, muchos goles hemos visto por parte del cuadro verde por lo que su capacidad ofensiva se ha visto ampliamente incrementada.

Por desgracia es aquí donde tenemos que hablar del desgraciado descuadre en el que si se ha visto metido el equipo virginiano, después del lío que hay montado en la federación. Después de estar preparando toda la semana su partido contra el C.D. Granja la Federación a falta de 48 horas deshizo todo lo que había dictaminado el único juez de la competición y volvió a imponer el calendario establecido en el primer sorteo. Algo que a nivel de entrenamientos descuadra a los dos conjuntos, al visitante por la logística y por el planteamiento del rival y al local por el segundo motivo del visitante.  Y así lo hemos podido ver en el mensaje que La Virgen del Camino colgó a través de su red social Twitter.

Por su parte la Cebrereña se ha visto aventajada en esta situación porque en un principio le tocaba desplazarse pero gracias a este lío que hay montado vuelve a quedarse en casita, esperando la llegada de su rival a un estadio El Mancho que recordemos es una pesadilla para todos los equipos que disputan la competición.

Tal es así que el cuadro de Roberto Carlos lleva desde la temporada 2012/2013 sin vencer en el estadio del pueblo de Cebreros, unos números que asustan y aunque el refrán dice que a la tercera va a la vencida, aquí vamos a decir que esperamos que a la sexta va la vencida. Su entrenador Jose García intentará de todas las maneras posibles augurarle la fiesta al cuadro virginiano a la par de que intentarán quedarse tres puntos que le den comienzo a su seguridad.

El equipo local a pesar de que se ha movido bastante bien el mercado estival, defiende que luchará por la permanencia, pero viendo sus estadísticas en los últimos años poco a poco ha ido creciendo fruto del buen ambiente y de la mano de su entrenador, así que no será de extrañar que este año se vuelvan a ganar el sobrenombre de mata gigantes.

 

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendamos

Opinión: Dimos la cara y lo importante es la liga

Una jugada de Pipo regateándose en el descuento a toda la defensa granadina pudo darnos el…